Consejos y pistas para una presentación de capacitación

Escrito por Samantha Volz | Traducido por Paulina Illanes Amenábar

Mark Twain dijo una vez: "hay dos clases de oradores públicos: aquellos que admiten su nerviosismo y los mentirosos". Cuando presentas una sesión de capacitación, tu nerviosismo puede ser la menor de tus preocupaciones; las personas en tu audiencia deben comprender y recordar la información que presentes. Afortunadamente, hay pasos que puedes tomar para ayudarles a aprender con éxito lo que les enseñas.

Preparación

Según la Federación Estadounidense de Empleados del Gobierno, es raro que un presentador sufra de "exceso de preparación". Tómate el tiempo para preparar cada aspecto de la presentación de la formación para lograr una situación de aprendizaje más eficaz. Practica tu discurso varias veces ante amigos o familiares, o incluso por ti mismo en el espejo. Prácticar te permite coger cualquier problema organizacional o contenido de la presentación; si puedes practicar frente a otros, ellos te pueden decir si algo está claro o necesita una explicación más profunda. La Federación Estadounidense de Empleados del Gobierno estima que las capacitaciones generalmente son 20% más cortas que las presentaciones reales, así que ajústalas en consecuencia. Llega temprano al lugar para que tengas tiempo de configurar tus materiales. Comprueba que todo el equipo visual y sonoro funcione. La audiencia se impacientará si tiene que esperar a que dispongas todos y para tus oyentes será más difícil concentrarse y aprender cuando finalmente llegue el momento. Incluso si revisas todo tu equipo, ten un plan de respaldo en caso de que algo vaya mal. La gente en tu audiencia necesita esta formación sin importa qué, incluso si tu PowerPoint o presentación de video falle. Ten otra manera de presentar el material, por si acaso.

Ambiente

Uno de los componentes más fuertes de una presentación de aprendizaje productiva es el ambiente de la habitación. Las personas aprenden mejor cuando se sienten seguras, bienvenidas y deseadas, y como el presentador puedes ayudarles a sentirse así. Cuando llegas temprano, ten una idea de la habitación. ¿Cuántas personas esperas y cuántas sillas hay? Para presentaciones de capacitación, los estudios han demostrado que los instructores y profesores se centran más en los estudiantes en la "zona T," la primera fila de asientos y las filas de medio que se extienden hacia atrás. Estos estudiantes reciben más información dirigida y a menudo recuerdan más la presentación. Encuentra una manera de animar a la gente a sentarse en la zona "T" si hay asientos adicionales. Al entrar la gente, dales personalmente la bienvenida con una sonrisa y un apretón de manos y preséntate. Aliéntalos a tomar los asientos en la zona T; incluso puedes pedir a personas desplazarse hacia arriba o antes de comenzar la presentación.

Interacción

Saludar a la gente al entrar a la sala es una gran manera de que los estudiantes se sientan seguros y cómodos. Esto también ayuda a los estudiantes a participar, que es clave durante las presentaciones de capacitación. Alienta a los miembros de tu audiencia a interactuar contigo durante la presentación. Deja en claro que pueden hacer preguntas y si es necesario, compartir historias personales. Nunca critiques a una persona que se expresa durante tu presentación, a menos que presente algo inadecuado. Cuando el público interactúa con el material proporcionado, están pensando en un nivel más profundo, que fomenta la memoria y conexiones.

Créditos de las fotos