Consejos sobre la aplicación interna con una carta de presentación

Escrito por Tia Benjamin | Traducido por Carlos Alberto Feruglio

Podrías preguntarte si una carta de presentación es necesaria con una aplicación interna. Después de todo, el propósito principal de ella es presentarte, pero cuando estás solicitando un puesto en tu empresa actual, el director de recursos humanos por lo general ya sabe quién eres. Resiste la tentación de darle a tu aplicación menos atención que si aplicaras para una organización completamente nueva. Estarás compitiendo con muchos otros candidatos calificados, y tu carta tiene que convencer al director de recursos humanos que eres merecedor de la promoción.

Conecta las competencias a los conceptos corporativos

Es tentador para un candidato interno pasar la mayor parte de la carta de presentación demostrando su conocimiento superior de la compañía, pero lo que el director de recursos humanos tiene que saber es lo que tienes que ofrecer a la organización. Habla de lo que puedes traer al trabajo, en lugar de lo que esperas obtener de la oportunidad. Usa tu conocimiento de las metas y objetivos de la empresa para demostrar la forma en que tu experiencia en la organización ayudaría a satisfacer las necesidades del negocio.

Utiliza tu estado de interno a tu favor

Como alguien dentro de la compañía, tienes la oportunidad ideal para enterarte de los detalles de la contratación. Tienes acceso a los miembros de confianza y respetados de la alta dirección y puedes hacer preguntas, obtener consejos y averiguar las prioridades de la nueva posición. Revisa los planes de operaciones internas y los informes de análisis y obtén tu experiencia de la industria para reforzar tu carta de presentación. No te olvides de que tu estado de información privilegiada también te da otra cualidad a destacar en la carta de presentación, tu probada lealtad y compromiso con la empresa.

Recuerda tus logros al encargado de contratación

No des por sentado que el director de recursos humanos ya conoce tus habilidades. No necesariamente va a recordar tus principales logros a menos que se los recuerdes, y no puede ser consciente de la magnitud de tu participación en proyectos críticos. Utiliza la carta de presentación para recordar a los entrevistadores potenciales que tu carrera en la compañía ha ido mucho más allá de los proyectos actuales en los que estás trabajando. Resalta la experiencia adicional que ganaste, los comités en los que participaste y puestos anteriores que sean pertinentes para la aplicación actual.

Muestra que estás listo para el cambio

En algunos casos, un candidato externo tiene una ventaja, sus defectos son desconocidos. Si has trabajado para la compañía durante un tiempo, el director de recursos humanos probablemente ya tiene una idea preconcebida de tu capacidad y aptitud para el trabajo. Si sospechas que el director de recursos humanos tiene preocupaciones acerca de tu conjunto de habilidades o falta de experiencia en un área determinada, haz frente a los potenciales escollos en la carta de presentación. Haz hincapié en la experiencia que obtuviste en una empresa anterior o mediante la educación y la formación, o indica lo que has estado haciendo para adquirir las habilidades necesarias.

Créditos de las fotos

  • Jupiterimages/Comstock/Getty Images