Consejos para una compañía de cuidado y atención para perros

Escrito por Stevie Donald | Traducido por Mayra Cabrera

Los estadounidenses aman a sus perros y gastan más en ellos cada año, según la Asociación Americana de Productos para Mascotas (APPA, por sus siglas en inglés). Solteros ocupados y familias que pasan mucho tiempo en el trabajo o de viaje, suelen elegir empresas o cuidadores de mascotas, en lugar de una residencia canina para sus miembros de familia de cuatro patas. El cuidado de perros en casa puede ser un negocio lucrativo y las organizaciones nacionales de cuidado de mascotas ofrecen consejos para realizar y hacer crecer tu negocio.

Geografía

La geografía y la demografía locales serán, en parte, determinantes para el tipo de trabajo que vas a realizar. Si vives en una zona rural, despliega el área, planea manejar bastante si planeas tener varios clientes de los que cuidarás a sus perros. Vas a tener que hacer concesiones a los costos de combustible y de transporte. Por otro lado, si esperas que tus clientes se agrupen en la ciudad, los costos de transporte serán menores, pero es posible que tengas más competencia de colegas que también cuiden perros.

Precios

Cotiza lo que el mercado puede soportar, no lo que todo el mundo cobra. Si no cobras lo suficiente para cubrir tu tiempo y gastos, podrás ir a la quiebra y rendirte. No trates de ser el más barato en la ciudad. Siempre habrá alguien más barato que tú, como el adolescente que está al lado. Es necesario que los clientes potenciales vean el valor de contratar a un cuidador profesional de perros en casa que está asegurado y ofrece otros servicios, como pasear al perro y recoger sus heces. Por otro lado, si tus tarifas son más altas que las que el mercado local soporta, no harás muchos clientes. El precio a cobrar es una decisión que sólo tú puedes hacer basado en la demografía local y en lo que necesitas hacer para mantenerte en el negocio.

Fortalezas y debilidades

Tal vez te sientas cómodo lidiando con perros grandes, dominantes o tienes experiencia como peluquero. Juega con estas fortalezas cuando te publicites ante los clientes, incluso puedes ofrecer entrenamiento al perro o acicalamiento a domicilio, además de ser cuidador canino. Por otro lado, si los perros grandes y rudos te ponen nervioso o te sientes incómodo de tener un cliente con seis perros que debes llevar al parque para perros, no aceptes ese tipo de trabajo y quedes en una situación de la que te puedas arrepentir. Realizar un trabajo en el que eres bueno y disfrutes, se traducirá en más clientes debido a tu buena reputación.

Construye tu reputación

Los clientes y sus perros confiarán en ti para llegar a tiempo y proporcionarles la atención que prometiste para que los canes de tu cliente estén seguros y felices. Uno de los activos más importantes que cualquier pequeño empresario tiene es su reputación, porque así es como consigue que regresen a su negocio y que sea un negocio de referencia.

Pequeños extras

Los pequeños extras recorren un largo camino. Si estás cuidando al perro de un cliente mientras está fuera de la ciudad, ofrécele enviarle fotos y actualizaciones diarias sobre cómo va su perro. Deja un hueso pequeño para perro envuelto con cinta como un regalo para su regreso. Pasa la aspiradora o limpiar los restos del bocadillo del perro de la encimera. Esos pequeños gestos casi no te costarán, pero tus clientes van a apreciarlos. Esos extras te ayudarán a ganar una reputación como un proveedor de servicios valioso.

Créditos de las fotos

  • Jupiterimages/Brand X Pictures/Getty Images