Consejos de mercado para un producto nuevo

Escrito por Rick Suttle | Traducido por Laura Guilleron
Entre los consejos de mercado para los productos nuevos se incluyen la realización de grupos de enfoque e investigación del mercado.

Entre los consejos de mercado para los productos nuevos se incluyen la realización de grupos de enfoque e investigación del mercado.

Las pequeñas compañías desarrollan constantemente productos nuevos a medida que la gente abre negocios, las necesidades de los consumidores cambian o se introduce una tecnología novedosa. Crear productos nuevos requiere de mucho esfuerzo y capital. Las compañías deben organizar la producción del producto, luego determinar los canales en los que se venderá dicho producto. Hay un número de consejos de mercado para los productos novedosos que pueden mejorar sus probabilidades de tener éxito.

Realizar investigación del mercado

La investigación del mercado puede ayudar mejor a la compañía a determinar si a los consumidores les gusta el producto o si éste necesita modificarse antes de introducirse. Muchas compañías pequeñas usan grupos de enfoque para probar el concepto o la idea del producto, que implica observar las respuestas de los clientes acerca del producto a través de un vidrio polarizado. Durante los grupos de enfoque, se les suele preguntar a los clientes qué les gusta o no del concepto del producto, incluyendo características, sabor, tamaño, facilidad de uso e incluso precio. Posteriormente, los comerciantes pueden emplear la información para hacerle los cambios necesarios al producto. A mayor escala, una compañía puede realizar encuestas por teléfono entre los clientes para probar el concepto del producto antes de su lanzamiento. Los resultados de las encuestas telefónicas pueden ser un indicador efectivo del posible éxito del producto debido a la muestra de tamaño grande. Una pregunta importante para hacerle a los clientes en la encuesta telefónica es si piensan comprar el producto.

Realiza una prueba beta

Durante una prueba Beta, una pequeña compañía debería comenzar a vender productos en varios mercados de prueba en distintas áreas del país. Los mercados deberían ser de tamaños parecidos para evitar distorsionar los resultados. Los comerciantes deberían realizar la prueba Beta de la misma manera que harían una auténtica campaña de mercado, con impresiones, publicidades por radio y televisión, promociones de ventas y distribución completa. Luego la compañía puede llevar a cabo la prueba Beta por varios meses o más y evaluar las ventas y las ganancias. Si la prueba Beta resulta ser favorable, la compañía debería comenzar a lanzar el producto a nivel más regional o nacional.

Competencia de estudio

Una vez que una compañía introduce un producto, debería seguir estudiando a la competencia, según explica el artículo titulado "Marketing Tips for Launching a New Product" ("Consejos de Mercadeo para Lanzar un Producto Nuevo") en Morebusiness.com. Lee acerca de la competencia en Internet o ubica información de la industria mediante proveedores de investigación secundaria, como Forrester Research o NPD Group. Realiza un análisis DOFA, que significa debilidades, oportunidades, fortalezas y amenazas, para determinar las fortalezas y debilidades del producto y la compañía vs. los competidores clave y sus productos. Por ejemplo, una compañía pequeña podría tener un producto de alta calidad, una fortaleza, pero su marca se conoce poco, una debilidad. En un análisis DOFA, una compañía puede aprovechar sus fortalezas identificando las oportunidades en el mercado. Por ejemplo, un pequeño fabricante de tinas de hidromasaje podría adquirir una mayor distribución en las salas de muestras de tinas y cocinas de calidad por sus productos de elevada calidad.

Apuntar a los clientes indicados

Una pequeña compañía siempre debería apuntar a los clientes indicados. La mejor manera de lograrlo es distribuyendo tarjetas de garantía que contengan preguntas demográficas. Las tarjetas deberían enviarse con cada producto. La compañía luego tendría que desarrollar un perfil del cliente típico. Por ejemplo, la información en las tarjetas de garantía podrían mostrar que la mayoría de los clientes son hombres de 35 a 45 años con ingresos de más de US$75.000 al año. La compañía puede usar la información del perfil del cliente para apuntar mejor a sus clientes en el momento de publicitarse.

Créditos de las fotos