Comidas deducibles

Escrito por Melissa Cooper | Traducido por María Marcela Mennucci

A veces al reunirte con un colega o cliente por una discusión sobre un proyecto especial o arreglo empresarial, elegir un lugar fuera de la compañía ayudará a que las cosas salgan mejor. Una atmósfera relajada y una comida de calidad permite el flujo relajado de una conversación que puede beneficiar el pensamiento creativo. Una clave importante será llevar registro de los gastos del almuerzo para poder determinar si pueden deducirse o no.

¿Qué es una comida deducible?

Una comida deducible sustituye el dinero gastado en comida, bebidas, impuestos y propinas relacionadas. Mientras la comida se relacione directamente con comercio activo y comunicaciones empresariales, el IRS permite que la misma se deduzca como gasto de comida empresarial mientras no sea lujosa y extravagante. La mayoría de las comidas son deducibles en un 50%, aunque algunos elementos, como una fiesta de oficina o un picnic de la compañía, pueden deducirse en un 100%.

Comidas deducibles durante un viaje

Los empleados y dueños de empresas suelen tener que viajar para su compañía para poder conseguir nuevos negocios o asistir a cuestiones relacionadas con la compañía, como la apertura de una oficina en Nueva York o el cierra de una institución. Mientras están fuera de la ciudad, los empleados necesitan comer y la compañía asume la responsabilidad financiera de sus comidas. Para que aquellas comidas sean deducibles, el representante de la compañía debe quedarse a dormir fuera o estar fuera de la ciudad por una cantidad de tiempo que necesitaría descansar o dormir por la noche.

Comidas deducibles para reuniones empresariales o de entretenimiento empresarial

Cuando le pides a un cliente que te acompañe a un sitio para un almuerzo o cena empresarial, esta comida califica como un gasto deducible. Puede implicar a empleados, colegas, clientes potenciales o existentes y proveedores. Algunos ejemplos de comidas que son consideradas entretenimiento son el almuerzo después de una reunión empresarial, el almuerzo con un empleado para hablar sobre su evaluación de rendimiento, comidas o meriendas para la compañía mientras asisten a un seminario o conferencia empresarial.

Registro de comidas deducibles

Guarda tus recibos luego de cada comida deducible y envíalos directamente a tu departamento de contabilidad. Tú, o el departamento de impuestos, determinará si la comida será deducible en un 50 o 100%. Mantén registro claro y conciso de las comidas en tu libro contable para que cuando tengas que preparar tus impuestos, no haya confusión y puedas hacerlo sin problemas.

Créditos de las fotos

  • Allan Danahar/Digital Vision/Getty Images