Cómo vender cosas que haces sin una licencia de negocios

Escrito por Jordan Meyers | Traducido por Ana María Guevara

Hay algo espacial acerca de un artículo casero. Desde botines y mantas hasta suéteres y sombreros, los artículos caseros a menudo son interesantes como recuerdos y regalos, y también para el uso diario. Si tienes un talento para hacer cosas con tus manos, no estás restringido para decorar tu casa con tus manualidades o usar tus obras de arte. En su lugar, puedes vender lo que haces. Dependiendo de cómo manejes la venta de tus artículos caseros, puedes incluso no necesitar una licencia de negocios para hacerlo.

Vende tus artículos caseros desde casa. En algunas jurisdicciones, los negocios pequeños en casa no requieren licenciarse. Revisa con tu departamento local de licencias e inspecciones o una agencia similar para saber si esto se aplica para tu jurisdicción.

Haz que el vender tus artículos sea un pasatiempo en lugar de un negocio, ya que no necesitas una licencia de negocios para un pasatiempo. Sin embargo, para que las actividades de ventas califiquen como un pasatiempo, tienes que hacer las cosas porque amas el proceso y no para obtener ganancias. Tus esfuerzos pueden calificar como pasatiempo si tienes otra fuente de ingresos significantes para pagar tus facturas y haces tus artículos solo por diversión.

Vende ocasionalmente. Por ejemplo, si vendes tus artículos en un mercado de pulgas y ferias de manualidades un par de veces al año, puede que no necesites una licencia de negocios.

Ofrece los artículos que haces a través de ventas ocasionales de jardín o de garaje. Generalmente no necesitas una licencia de negocios para vender de esta manera.

Haz artículos estacionales para vender durante las fiestas. Si no los vendes en otro momento del año, puedes no requerir una licencia.

Ofrece tus artículos caseros privadamente a amigos, miembros de la familia y asociados. Si vendes a pequeña escala y solo a personas que ya tienen una relación contigo, algunas jurisdicciones no requieren que tengas una licencia de negocios.

Vende las cosas que haces en línea a través de sitios web de subastas o sitios diseñados enteramente para personas que venden artículos caseros. Algunas jurisdicciones pueden no requerir licencias de negocios si no sirves a compradores locales.

Consejo

  • Incluso si tu jurisdicción no requiere que tengas una licencia de negocios, es posible que todavía tengas que pagar impuestos del dinero que ganas. Revisa con tus agencias federales de impuestos para aprender a cómo manejar los impuestos sobre ingresos que recibes de los artículos que haces.

Créditos de las fotos

  • PhotoObjects.net/PhotoObjects.net/Getty Images