Cómo vender comida en una tienda al por menor

Escrito por Melinda Gaines | Traducido por Lucia G. Cejas
Cada vez es más común encontrar productos alimentarios producidos por pequeñas empresas en los supermercados.

Cada vez es más común encontrar productos alimentarios producidos por pequeñas empresas en los supermercados.

El sueño de muchos empresarios de alimentos es ver a sus productos en las tiendas. Para muchos, este logro significa que han llevado a su empresa de una operación de cosecha a una entidad conocida. Cada vez es más común encontrar productos alimentarios producidos por pequeñas empresas en los supermercados, tiendas de comestibles especializadas, tiendas de delicatessen, restaurantes y otros establecimientos comerciales. Con el fin de llevar tu comida a una tienda, tendrás que hacer un poco de investigación y preparación.

Asegúrate de que tienes todos los permisos necesarios para operar tu negocio de alimentos legítimamente en tu área y de que estás haciendo, almacenando y envasando todos los productos en una instalación aprobada. Las tiendas querrán ver pruebas de que estás cumpliendo con todas las leyes locales antes de lograr un espacio en las estanterías, ya que lo que venden es un reflejo de su profesionalidad y puede afectar a su reputación.

Crea envases que sean estables en el almacén y atractivos al mismo tiempo, asegurándote de que el embalaje sea adecuado para tu marca e imagen. Por ejemplo, si produces mezclas gourmet orgánicas, puedes agregar una etiqueta llamativa impresa en papel reciclado con bolsas biodegradables selladas. Estos envases reflejarían los productos naturales de tu marca, y las bolsas serían convenientes para una amplia gama de consumidores.

Construye un seguimiento de los alimentos, incluso si es sólo para un público local; los habitantes locales serán los que compran tus productos, por lo que tendrás que demostrar a los minoristas que tu comida se venderá si se colocan en los estantes. Usa los medios sociales para introducir tu marca a nuevos clientes, enviando muestras a críticos gastronómicos locales y mostrando tus productos en eventos locales, tales como los mercados de agricultores, ferias y festivales.

Haz una lista de las tiendas en tu área que serían una buena opción para tus productos alimenticios; céntrate en las tiendas pequeñas e independientes en lugar de las grandes cadenas al tratar de configurar tus cuentas al por mayor primero. Piensa si los minoristas en tu lista se adaptan bien a tu empresa. Por ejemplo, una línea de panecillos económicos se pueden vender bien en las tiendas de conveniencia y de delicatessen, pero no tendrá éxito con los clientes de una tienda de comestibles de alimentos saludables.

Ponte en contacto con el gerente o jefe de cada tienda, introduciendo brevemente tu empresa y productos, haciéndole saber que estás buscando trabajar con los minoristas sobre una base al por mayor y pídele una reunión para presentar los alimentos de su consideración. Busca en la Web de cada tienda, si tienen uno, para ver si puedes encontrar el número de teléfono o dirección de correo electrónico directo de la persona a cargo de las compras y las operaciones. Realiza una breve introducción y ofrece folletos por correo, tarjetas de visita, un equipo de prensa, muestras y otros materiales relacionados, si no es conveniente una reunión cara a cara.

Prepárate para tu presentación. Recuerda que tu objetivo principal es mostrar al representante de la tienda que tus productos se venderían bien con ellos porque las dos empresas hacen una buena combinación. Haz hincapié en el número de clientes locales que tienes, señalando cómo tu empresa será capaz de producir pedidos al por mayor consistentes y prepararse para mostrar su actual volumen de ventas y proporcionar referencias comerciales.

Mantén tus cuentas de alimentos al por mayor, asegurándote de reunirte con minoristas y lograr muchos pedidos, ofreciendo incentivos para que sigan haciendo negocios contigo. Si se llega al punto en que comienzas a luchar para mantenerte al día con las órdenes, deja de tomar nuevos clientes y comunícate claramente con los minoristas que abasteces a fin de que tengan tiempos exactos de entrega.

Créditos de las fotos

  • Jupiterimages/Creatas/Getty Images