Cómo ser propietario de una boutique y comprar ropa

Escrito por Lisa Bigelow | Traducido por Paula Santa Cruz

Para el emprendedor interesado en la vestimenta, hay algunas opciones de desarrollo profesional más interesantes que tener una tienda propia. Ya sea que te apasione la moda o sólo estés buscando un nicho en el mercado, el emprendedor exitoso sabe que obtener beneficios es más que tener ojo para las tendencias. Manejar los costos, tratar con los empleados y los clientes en forma justa y respetuosa y tener un buen criterio comercial son las claves del éxito. Tener una buena ubicación con gran afluencia de transeúntes también ayuda,

Análisis de riesgos

Analiza tus riesgos. El negocio de ventas minorista es tan difícil como el de un restaurante, y puede dar menos ganancias, según Entrepreneur Magazine. Cualquier inicio de negocio trae aparejado un alto costo, y esto es así especialmente al iniciar una tienda minorista con local a la calle.

Encuentra un local. Las mejores ubicaciones son las que tienen mucho tránsito de peatones y están en un barrio comercial. Tómate tu tiempo para evaluar a tus competidores y si el mercado local vale la inversión. Un comerciante minorista neoyorquino le contó a Entrepreneur que ellos no compran pantalones cortos de sarga caqui si hay algún local de Gap en un radio de 10 millas (16 km).

Valora el espacio utilizando una estimación de tus ventas anuales; el alquiler debe ser aproximadamente un 5 a 6 por ciento de ese número. Una vez que hayas encontrado el barrio y evaluado sus necesidades de vestimenta, contacta al propietario del local. Debes estar preparado para firmar un contrato y darle al propietario un depósito de garantía. También necesitarás percheros para colgar la ropa, además de una caja registradora, la capacidad de procesar las transacciones con tarjeta de crédito y una sala de descanso para el personal.

Contrata al personal. En las tiendas minoristas, los fines de semana y a veces las noches, son los horarios de trabajo más productivos. Dependiendo del tamaño de tu tienda, como mínimo necesitarás empleados que manejen la caja, trabajen en el piso y controlen los vestidores.

Compra la mercadería. Los propietarios de boutiques compran la ropa a precio mayorista y luego la remarcan para revenderla, normalmente a una tasa del 200 por ciento. La ropa se vende en exposiciones comerciales en todo el país. Deberás registrarte con el operador de las ferias; ENK es un operador internacional grande (enkshow.com). Pregúntale al vendedor cuánto demorará la mercadería en ser distribuida; es común que tarde entre dos y tres meses.

Organiza la tienda. Las prendas más caras deben ser exhibidas en forma destacada en el frente del local, con profusión de colores en las vidrieras. Deja un espacio adecuado entre los percheros para que la gente pueda caminar (al menos 4 pies o 1,2 m). La ropa debe estar organizada por orden de talle, con las perchas colocadas en forma de "signo de pregunta" (de tal manera que una persona diestra pueda sacarla del perchero fácilmente).

Consejo

  • Contrata un abogado para que revise los contratos de la tienda y de los alquileres de equipos y un contador para que te guíe con los impuestos. Si no tienes un capital inicial adecuado (Entrepreneur Magazine recomienda al menos US$ 250.000) considera pedir un préstamo empresarial.

Créditos de las fotos

  • Photos.com/AbleStock.com/Getty Images