Cómo ser propietario de un zoológico

Escrito por Cynthia Myers | Traducido por Daniel Cardona

Si te gustan los animales, la posesión de un zoológico puede parecer la ocupación perfecta, pero ser dueño de un zoológico conlleva responsabilidades importantes. Vas a tener que cuidar a animales diferentes con necesidades diferentes, y cumplir con muchas regulaciones federales y locales. También necesitarás un gran presupuesto para la atención de vivienda, alimentación y veterinarios para los animales en el zoológico.

Items you will need

  • Tierra dividida en zonas para animales de zoológico
  • Instalaciones para animales de zoológico
  • Permisos para tener tener animales
  • Alimentos para animales de zoológico
  • Trabajadores del zoológico

Investiga acerca de las regulaciones federales relacionadas con el cuidado y mantenimiento de animales expuestos al público. La Ley de Bienestar Animal exige a los dueños de zoológicos tratar a los animales con cuidado humano. Como propietario de un zoológico, debes proporcionar espacio limpio y adecuado para tus animales, incluido el espacio donde puedan descansar o retirarse fuera de la vista de la atención pública, brindar cuidados veterinarios y una dieta adecuada.

Investiga las normas locales de zonificación. No puedes mantener un zoológico en tu patio trasero. En la mayoría de las áreas, tendrás que encontrar un lugar lejos de las zonas residenciales. Podría incluso ser necesario obtener un permiso de los vecinos que podrían ser molestados por el ruido de los tigres al gruñir, el rugir de los leones o el trino de los elefantes.

Obtén los permisos necesarios para ser dueño de animales salvajes. Es ilegal poseer animales salvajes sin permiso.

Encuentra los medios legales para obtener tus animales. Muchos animales del zoológico se consideran en peligro de extinción en la naturaleza y es ilegal adquirirlos en la naturaleza, o importarlos a este país. Puedes pedir prestados los animales de un zoológico establecido.

Establece un presupuesto para tu zoológico. Necesitarás dinero para comprar un terreno y construir instalaciones para tus animales y los visitantes. Necesitarás dinero para pagar por el cuidado veterinario y para los cuidadores de animales y otros trabajadores del zoológico. También necesitarás dinero para pagar los alimentos de origen animal. El presupuesto del zoológico de Sacramento fue de 5 millones de dólares en 2005 y 130.000 dólares iban para la alimentación animal, de acuerdo a la página web del zoológico.

Construye instalaciones para los animales. Éstas deben cumplir con los requisitos mínimos de superficie y proporcionar una protección contra los elementos. Las instalaciones deben ser lo suficientemente seguras para evitar que los animales escapen y proteger a tus visitantes. Debes consultar a especialistas en una organización como el Centro para el Bienestar Animal acerca de los diseños de cerramiento adecuados.

Contrata a los cuidadores para tu zoológico. Además de los taquilleros, guías, tutores y demás personal, se necesitan personas con experiencia en el trabajo con los animales salvajes. Busca a personas con experiencia de trabajo en otros zoológicos y diplomas de cuidado de los animales salvajes. Tienen que saber cómo trabajar en un recinto con un tigre, cómo entrenar a un elefante, y qué señales buscar para saber, por ejemplo, cuando una avestruz está enferma. También tendrás que contratar a un veterinario o tener uno con el conocimiento de los animales del zoológico de guardia.

Haz arreglos para entregas regulares de la comida que tus animales necesitan. Cada especie tiene una dieta especial para mantenerse sana; no puedes simplemente lanzar alimento para leones. Los carnívoros como los tigres necesitan carne roja fresca, las focas necesitan pescados y muchos animales necesitan una variedad de frutas y verduras, así como suplementos vitamínicos, granos y alimentos especiales. Querrás alinear tus fuentes con anticipación para que puedas estar seguro de tener siempre las cantidades de alimentos que necesitas a la mano. También tendrás que capacitar al personal para preparar la comida cada día.

Mueve los animales en sus recintos. Ellos necesitan tiempo para acostumbrarse a su nuevo hogar antes de abrir tu parque zoológico al público. Tu zoológico probablemente será objeto de inspección para asegurar que tus instalaciones sean adecuadas y que los animales estén siendo bien atendidos.

Establece precios a las entradas, boletos impresos y decide las horas de funcionamiento. Anuncia tu nuevo zoológico y recibe a los visitantes. Como con cualquier negocio, necesitas mantener las cuentas, manejar la nómina y solucionar cualquier problema que pueda surgir.

Consejo

  • El aprendizaje en un zoológico existente te preparará para los desafíos de operar tu propio zoológico y es una manera efectiva de aprender las regulaciones y los pormenores del cuidado de los animales.

Créditos de las fotos

  • Hemera Technologies/AbleStock.com/Getty Images