Cómo ser dueño de un restaurante

Escrito por Tim Burris | Traducido por Ana María Guevara

Ser dueño de un restaurante es un negocio desafiante. Los dueños de un restaurante deben labrar su nicho o crear un nombre en un mercado competitivo. Si los dueños de los restaurantes son exitosos, pueden disfrutar años de clientes leales y buenas ganancias. Al igual que con otros negocios pequeños, los empresarios de un restaurante deben comenzar con planes sólidos de negocios y de marketing, suficientes fondos, una buena ubicación, un personal con buenos conocimientos y un compromiso con productos y servicios de calidad. Con estos ingredientes, un empresario puede darle a su negocio la oportunidad de luchar en un mar de restaurantes ya establecidos.

Crea un plan sólido de negocios y de marketing para tu restaurante usando todos los recursos a tu disposición. Además de los contactos personales y conocidos profesionales, los empresarios deben ponerse en contacto con centros de desarrollo de negocios pequeños, centros de desarrollo económico, cámaras de comercio locales y asociaciones de comerciantes. Estas organizaciones existen para ayudar a los nuevos negocios a levantarse del suelo. Muchos pueden proveer plantillas de planes de negocios y de marketing y prestar su experiencia personal para tu negocio.

Busca fondos para tu nuevo negocio. Los restaurantes necesitan un considerable capital para comenzar a operar debido a la necesidad de una ubicación con alto tráfico, el equipo y los muebles necesarios así como los costos de la mano de obra. Es preferible que los empresarios sean capaces de aprovechar los recursos personales para el capital, pero usualmente los dueños de negocios piden a los familiares y amigos que provean por lo menos una porción de los costos iniciales. Los préstamos también son una forma común de que los restaurantes se aseguren de tener los fondos necesarios. Sin importar si un dueño de un negocio logra tener éxito o falla, debe pagar a todos los inversionistas si el empresario quiere abrir un segundo negocio o tener otra oportunidad.

Encuentra una ubicación adecuada para tu nuevo restaurante. La ubicación debe ser en un área altamente visible y con mucho tráfico para aumentar la exposición e impulsar el negocio. La ubicación del restaurante a menudo se encuentra entre lo que es accesible para el negocio y lo que se necesita en cuanto a visibilidad y tráfico de clientes. Incluye las posibles ubicaciones y los costos asociados en tu plan de negocio y presenta las posibles opciones a tus potenciales inversionistas. Esto establece las expectaciones del capital necesario y solidifica tu plan de marketing.

Contrata a administradores y empleados que conozcan el negocio y entiendan tus metas. Este paso importante puede ayudar a que tu negocio prospere reclutando personas que tengan conocimientos, sean entusiastas sobre la industria de la restauración y se emocionen por tu visión empresarial específica. Contratar a empleados emocionados, competentes y capaces también puede diferenciar tu negocio de la competencia.

Planea las operaciones de tu negocio con los empleados clave. Tener un plan operacional sólido desde el comienzo y desarrollarlo con los empleados clave pondrá los toques finales a tu modelo de negocio y pondrá en acción las ideas de tu propuesta. El plan operacional debe incluir las guías del personal y entrenamiento, la exposición y el compromiso para un servicio al cliente de calidad, un esquema de los controles operacionales que serán implementados, como el seguimiento de las ventas y el monitoreo del inventario, y los estándares de seguridad y responsabilidad.

Consejo

  • Ten un plan de negocios sólido antes de comenzar a buscar financiamiento.

Advertencia

  • Asegúrate de poner los controles de administración por escrito.

Créditos de las fotos

  • Thinkstock/Comstock/Getty Images