Cómo seleccionar un distribuidor para tu producto

Escrito por Shelley Frost | Traducido por Manuel Lama Paniagua
Los distribuidores ofrecen almacenamiento y servicios de almacén para hacer que ahorres dinero en construir tu propio espacio de almacenamiento.

Los distribuidores ofrecen almacenamiento y servicios de almacén para hacer que ahorres dinero en construir tu propio espacio de almacenamiento.

No importa cuán grande sea tu producto, tienes que estar frente a los consumidores para obtener un beneficio. Los distribuidores son un método factible y rentable de conseguir que tu producto llegue al mayor público posible. Son responsables de transportar todos los productos que se ven en las estanterías de las tiendas de los fabricantes. El distribuidor hace que sea más fácil romper las barreras geográficas y se ocupa de las actividades de facturación y cobro de manera que sean capaces de centrarse más en la fabricación. Investigar posibles distribuidores te ayuda a elegir la mejor opción para aumentar tus ganancias.

Haz una lista de distribuidores potenciales que se encarguen de productos en tu industria. Pide referencias de otros propietarios de negocios, asiste a muestras de comercio, revisa listados en publicaciones de comercio, y pregunta a los mayoristas sobre sus distribuidores preferidos o busca en los sitios de asociaciones de distribuidores.

Ponte en contacto con los distribuidores para ver si están interesados ​​en tu producto. Prepara la información sobre su comercialización, las ventas actuales e la investigación de mercado que demuestra que existe una demanda para tu producto. Haz que tu producto sea más atractivo, mostrando en qué se diferencia de sus competidores.

Pide información y estadísticas mostrando las ventas de cada distribuidor, crecimiento, mercado, diversidad y productos ofrecidos y el conocimiento de tu industria específica. Considera el alcance de la empresa en términos de geografía y la diversidad de comercios a los que ofrece sus servicios.

Compara los costes a la hora de usar cada distribuidor, que se expresa como porcentaje del coste del producto. Determina si existen tasas adicionales por procesar o almacenar productos. Revisa los procedimientos a la hora de almacenar tus productos en el almacén de tu distribuidor.

Revisa el proceso, incluyendo cómo llega el producto al distribuidor, cómo se manejan los pagos y si tienes o no un contacto dedicado con el distribuidor.

Revisa la declaración de intenciones y metas de cada distribuidor de cada empresa. Compara estos valores clave y las metas con las tuyas propias para asegurarte de que la empresa se alinea con la tuya.

Contacta con las referencias ofrecidas por cada distribuidor o busca negocios que usen al distribuidor para intercambiar impresiones. Pregunta acerca de los plazos de entrega, la efectividad y el soporte que ofrece la plantilla del distribuidor.

Créditos de las fotos

  • Creatas/Creatas/Getty Images