¿Cómo se relacionan el retorno de patrimonio, el retorno de activos y el retorno de ventas entre sí?

Escrito por Cam Merritt | Traducido por Pau Epel
Mediante el análisis y la comparación de indicadores puedes tener una visión del desempeño de tu compañía.

Mediante el análisis y la comparación de indicadores puedes tener una visión del desempeño de tu compañía.

Como dueño de un negocio, puedes tener un buen manejo acerca de si tu empresa está haciendo dinero y cuánto está haciendo. Lo más difícil de determinar es si tu compañía está haciendo todo lo que podría, o debería. Mediante el análisis y la comparación de indicadores, como el retorno sobre patrimonio, ventas y activos, puedes tener una visión vital del rendimiento.

Las fórmulas

El retorno sobre el patrimonio, las ventas y los activos son calculados a partir de elementos de tus estados financieros anuales: retorno sobre patrimonio (ROE, por sus siglas en inglés) = utilidad neta / patrimonio promedio, retorno sobre ventas (ROS, por sus siglas en inglés) = utilidad operacional / ingreso por ventas, retorno sobre activos (ROA, por sus siglas en inglés) = ganancias netas / total activos. Los ingresos netos, ingresos por ventas y utilidad operacional vienen de tu estado de resultados. El capital y los activos aparecen en el balance general. Para calcular el patrimonio promedio, toma la cantidad del balance a comienzo de año, súmala a la cantidad a fin de año, y divide el resultado entre dos. Haz lo mismo con tus activos para obtener los activos promedio.

Retorno de capital vs. Retorno de ventas

Uno de los indicadores básicos de desempeño, el retorno de patrimonio, te dice qué estás obteniendo por tu inversión. El patrimonio es la diferencia entre los activos de tu compañía y los pasivos, así que es el valor que los propietarios aportan a la empresa. Supón que tu negocio tiene un patrimonio promedio de US$250.000 y ganancias netas, también llamadas utilidades, de US$100.000. Tu ROE es de US$100.000 dividido entre US$250.000, de 0,4. Así, tu compañía hizo 40 centavos de ganancia por cada dólar invertido. El retorno de ventas, por su parte, mide la eficiencia. Este indicador te dice cuánto de cada dólar recibido por ventas queda después de pagar los costos asociados con la generación de esta venta. Si tienes ventas de US$800.000, por ejemplo, y una utilidad operacional de US$240.000, entonces tu ROS es de US$240.000 dividido entre US$800.000, de 0,3. De este modo, por cada dólar que ingreses por ventas, quedan 30 centavos después de cubrir los costos de operación.

Operacional y no operacional

El retorno de capital está conformado por dos partes: el retorno operacional y el no operacional. El retorno operacional es lo que haces a partir del núcleo de negocio de la compañía e, idealmente, deseas que sea la mayor parte del ROE. Si tienes una tienda de ropa, por ejemplo, tu retorno debe provenir principalmente de la venta de prendas, en vez de, por ejemplo, alquilar el espacio que sobra en bodega. Si una gran parte de tu retorno es no operativo, esto podría indicar que tus operaciones no están siendo manejadas de forma eficiente. En este caso, comparar tu retorno en ventas con el ROS de otras compañías en tu industria puede ayudarte a identificar problemas. Entonces de nuevo, cuando la mayor parte de tu retorno proviene de actividades no operacionales, esto puede sugerir que tu negocio principal no está funcionando bien y que estás en la línea equivocada de negocio.

Retorno de patrimonio vs. Retorno de activos

El retorno de activos te dice qué tan bien estás usando los bienes de tu compañía para generar utilidades. Por ejemplo, si tienes activos totales por US$200.000 y ganancias netas de US$400.000, entonces tu ROA es de US$200.000 dividido entre US$400.000, o 0,5. Cada dólar de los activos genera 50 centavos de ganancias. Tienes dos maneras de financiar los activos: con patrimonio o con deuda. Cuando tu compañía posee un activo, éste se refleja en el patrimonio total. Pero cuando un activo es financiado mediante deuda, no se incluye en el patrimonio, porque hay un pasivo para compensarlo. En una compañía sin deuda, el ROE y el ROA serán iguales. Pero entre más deuda tengas, más bajo será tu retorno sobre activos debido a que el denominador en el cálculo se hace mayor. Sin embargo, el ROE permanece igual. Por lo tanto, un retorno de patrimonio mucho más alto que un retorno de activos podría ser una señal de un exceso de deuda.

Hacer comparaciones

Pocas razones financieras se valen por sí mismas. Puedes evaluarlas realmente sólo por comparación, con otras compañías en tu industria y con el rendimiento de tu propia compañía en el tiempo. En el análisis de razones, las banderas rojas son elementos a examinar, no necesariamente problemas que deban solucionarse.

Referencias

  • "Financial Accounting for MBAs," Cuarta edición; Peter Easton, et al.
  • "Handbook of Business and Financial Ratios," Michael R. Tyran

Créditos de las fotos

  • Hemera Technologies/AbleStock.com/Getty Images