¿Cómo se contabilizan las propinas ingresadas en un restaurant?

Escrito por Lynn Starner | Traducido por Andrea Galdames

En general, la mayoría de los empleados de restaurantes de servicio dependen de las propinas para la mayoría de sus ingresos. En algunos casos, como con el servicio de catering, los restaurantes emiten una propina automática o cargo adicional por servicio para asegurar que el personal de servicio reciba una indemnización adecuada. Hay una diferencia significativa entre las propinas y los cargos de servicios adicionales de acuerdo con el Servicio de Impuestos Internos, y con eso existe una diferencia en las leyes fiscales. Es responsabilidad del restaurante declarar cada una adecuadamente y es necesario conocer la diferencia.

Ingresos de restaurante

El ingreso es la cantidad de dinero que una empresa recibe de los consumidores de sus productos y servicios. Puede estar indicada en la cuenta de resultados como ingresos, ingresos netos, ventas o ventas netas. Un restaurante de ingresos será de ventas de alimentos, bebidas, alquiler de espacio de restaurante y gratificaciones automáticas, pero no de propinas.

Propinas

Las propinas están claramente definidas por el Servicio de Impuestos Internos (IRS por sus siglas en inglés) como algo separado de las gratificaciones automáticas. Según el IRS, las propinas deben estar libres de coacción, el cliente debe tener el derecho sin restricciones para determinar el importe de la propina, el importe no puede ser objeto de negociación o dictados por la política de empresa y el cliente tiene el derecho de determinar quién recibe la punta. Si el pago no cumple con estos cuatro criterios, el IRS considera que no es una propina. Las propinas se consideran ingresos del empleo no asalariado, los salarios no están sujetos a retención. Los empleados están obligados a declarar sus propinas a su empleador y ambos están obligados a pagar impuestos sobre ellas. Sin embargo, el IRS no tiene en cuenta los ingresos de las propinas de restaurante y a los restaurantes no se les permite reclamarlas como tal.

Propinas automáticas

Las propinas automáticas son significativamente diferentes de las propinas. Estas son determinadas por la máquina de punto de venta y se añaden automáticamente a la verificación del cliente. Esta práctica le quita la capacidad del cliente para determinar la cantidad de propina y de acuerdo con las regulaciones del IRS, este procedimiento se suma automáticamente al pago a un cargo por servicio, no de propina. Las propinas automáticas se consideran ingresos del restaurante según las pautas del IRS, ya que están clasificadas como cargos de servicio.

Cargos por servicio

Las cargas no son propinas ni fijos contractuales o extras de catering, banquetes, bodas, transporte, manejo de equipaje, etc. Antes de que el proyecto se presente al cliente, los restaurantes añaden esas cargas. Los gastos por servicio se consideran ingresos, porque el restaurante recoge la gratuidad y luego la desembolsa al personal. Estos desembolsos se consideran salarios del personal y están sujetos a retención, a diferencia de las propinas.

Créditos de las fotos

  • Comstock Images/Comstock/Getty Images