Cómo obtener contratos de limpieza de oficinas

Escrito por Nancy Lovering | Traducido por Elizabeth Funes

En el mundo empresarial, el mantenimiento de una presencia competitiva es crucial para la supervivencia de un negocio. Los contratos de limpieza de oficinas son una fuente estable y ubicua de ingresos potenciales. Promociona tu empresa de limpieza para adquirir nuevos clientes y disfrutar de un éxito continuo.

Prepara materiales de marketing, precios y estructuras de servicio. Escribe una biografía de la empresa, su misión y la descripción del servicio. Prepara los materiales de papel promocionales, tales como tarjetas de visita, folletos y hojas de tarifas. Construye presencia en Internet a través de una página web, cuenta de Twitter y página de Facebook.

Crea una base de datos de clientes potenciales. Utiliza un programa que te permita ingresar campos tales como fechas, direcciones, números de teléfono, nombres de contacto y notas para hacer un historial del contacto. Puebla la base de datos con información de las empresas que cumplen con tus criterios, tales como un edificio de un tamaño determinado o un lugar dentro del área en el que deseas prestar servicio. Recopila esta información de Internet y del directorio de teléfonos o yendo a las empresas.

Ponte en contacto con las empresas de tu base de datos y pregúntales si están satisfechos con tus servicios de limpieza. Si no es así, pregúntales si les gustaría programar una cotización gratuita y sin obligación de compra. Si lo están, de todos modos se recomienda hacer un presupuesto para tus archivos en caso de algún cambio en tus arreglos de limpieza. Si deseas hacer un presupuesto, programa una visita en una fecha conveniente para ambos para reunirse en su lugar de trabajo.

Camina por las instalaciones con la persona responsable de supervisar el servicio de limpieza de la empresa. Discute los detalles de sus requisitos, tales como la frecuencia del servicio, la programación preferente y el tipo de limpieza necesaria. Vuelve a tu oficina con esta información y prepara un presupuesto detallado adaptado a sus necesidades. Entrega el presupuesto en persona si es posible: cuanto más contacto cara a cara hagas, tendrás más probabilidades de que tu empresa sea recordada.

Haz un seguimiento de tu cotización entregada. Si han elegido una oferta alternativa, educadamente pregunta por qué: diles que te ayudaría saber por qué tu presupuesto no fue seleccionado. Pregúntales si puedes comunicarte con ellos nuevamente en el futuro, en caso de que la compañía que eligieron no pueda limpiar más. Si has hecho bien tu trabajo, con profesionalismo y cortesía, estarán de acuerdo con los futuros contactos. Si es así, haz una llamada de seguimiento en seis meses para ofrecer una cotización actualizada. Si ellos han elegido tu compañía para proporcionar la limpieza de ellos, habla sobre los detalles relacionados con el inicio de tus servicios.

Consúltale a tus clientes actuales por referencias. Un cliente satisfecho es una excelente referencia y podría generar nuevos negocios para tu empresa.

Créditos de las fotos

  • PhotoObjects.net/PhotoObjects.net/Getty Images