Cómo montar un salón de belleza

Escrito por Valencia Higuera | Traducido por Mariana Palma

    Un salón puede brindar servicios de belleza y consentimiento. Pero en vez de trabajar en uno como estilista, puedes decidir montar tu propio salón de belleza. Montar y manejar éxitosamente cualquier tipo de negocio no es una tarea fácil. Pero con la cantidad adecuada de dinero, buenos empleados y un lugar estratégico, puedes crear un próspero salón de belleza.

    1

    Consigue un número de identificación de empleador y una licencia para negocios. Ve a IRS.gov y postúlate para obtener una ID de empleador. Usa este número para presentar una declaración de impuestos en vez de usar tu número de Seguro Social. Adquiere una licencia para operar el negocio en tu ciudad visitando el juzgado local y pagando la tasa requerida.

    2

    Comienza haciendo un plan de negocios. Brinda una descripción de cómo manejarás el salón de belleza. Los elementos de un plan profesional de negocios incluyen cosas como un resumen, una descripción, ideas de marketing, análisis de la competencia y objetivos de largo plazo. A menudo, los bancos requieren planes de negocio antes de brindar préstamos.

    3

    Piensa en las opciones de financiación. Según Power Home Biz, instalar un salón de belleza puede costar entre 10.000 y 100.000 dólares, en promedio. Las opciones pueden incluir pedir un préstamo a cuentas de retiro usando créditos a la vivienda, retirando dinero de los ahorros o pidiendo una pequeño préstamo para pequeñas empresas.

    4

    Reduce los tipos de servicios ofrecidos por el salón y determina sus precios. Los salones de belleza varían. Algunos ofrecen sólo servicios de peluquería, mientras que otros incluyen servicios de manicuría y spa (masajes y tratamientos faciales). Visita salones de tu ciudad y averigua precios para ser competitivo.

    5

    Consigue un lugar para tu salón. La ubicación es crucial para el éxito del negocio. Los mejores lugares incluyen a los que se encuentran en barrios de muchos negocios o en zonas donde haya mucho tránsito peatonal. Esto puede ayudar a aumentar la visibilidad y el número de clientes.

    6

    Compra el equipo. Ponte en contacto con proveedores para adquirir elementos como lavabos, sillones de estilista, cabinas, una mesa de recepción y secadores de cabello. Si vas a vender esmaltes para uñas, productos para el cuidado del cabello y otros elemento, ponte en contacto con un distribuidor.

    7

    Contrata personal. Busca empleados con experiencia. Si es posible, contrata a estilistas que ya tengan una clientela.

    8

    Usa publicidades y promociones para posicionar el negocio. Comienza publicitando tu gran apertura con varias semanas de anticipación. Distribuye folletos en los barrios y ofrece promociones como productos a mitad de precio, bocadillos gratis o descuentos en servicios.

    Consejos

    • Si es posible, elige un lugar que ya esté equipado para instalar el salón. De lo contrario, tendrás que trabajar con un electricista para aumentar la cantidad de circuitos eléctricos y con un plomero para instalar lavabos adicionales.
    • Instalar un salón de belleza puede requerir otras licencias, seguros y permisos, como un permiso de salud o una licencia de revendedor. Ponte en contacto con el departamento local de impuestos y con el departamento de salud para obtener información adicional.

    Créditos de las fotos

    • Jupiterimages/Photos.com/Getty Images