Cómo medir la productividad de los empleados

Escrito por Owen E. Richason IV | Traducido por Maria della Cella Figueredo

Medir la productividad de un empleado es una tarea difícil para los pequeños negocios. El periodista Saheli S. R. Datta señala en CNN Money "La medida económica estándar de la productividad, que divide la ganancia de una compañía según la cantidad de empleados, no te ayudará a hacer mejoras operativas. Tampoco puedes contar simplemente los widgets que envían por semana, como lo hacen los gerentes de la empresa". Pero los métodos para medir la productividad sí existen. Con un poco de creatividad y restricción de números, serás capaz de ponerle números a las operaciones diarias.

Establece una referencia. Necesitas un lugar para comenzar a medir la productividad del empleado. Utiliza la salida de operación de negocios normal o del día a día, establece un promedio para la cantidad total y luego divídelo por la cantidad de empleados. Si tu empresa pequeña se trata de reparación de relojes y joyas, toma el promedio de número de servicios a reparar realizados en el curso de un día normal y divídelo por el número de empleados al de una referencia.

Identifica y resta los limitadores de productividad, las cosas que dificultan la capacidad de los empleados de realizar sus trabajos. Si tu empresa ofrece mantenimiento a jardines residenciales y servicios de cuidado de pestes, hacer que los empleados rellenen las facturas de los clientes a mano y escribir las órdenes de escritura a mano lleva más tiempo que los documentos preimpresos completos. Busca las redundancias también y elimínalas. David Sward en Intel lo describe de esta forma "No te olvides de tener en cuenta cualquier reestructuración fundamental que elimina todo o una parte de las actividades; a menudo éstos son cambios innovativos".

Crea una hoja de cálculos. Luego de haber eliminado las redundancias y actividades de pérdida de tiempo, junto con el establecimiento de una referencia, ahora tendrás la capacidad de medir el rendimiento de la productividad del empleado. Comienza una nueva hoja de cálculo y coloca el nombre de cada empleado junto a las columnas que llevan el registro del rendimiento individual relativo a la referencia. Si tu empresa escribe software y tu referencia es unidades "x" por día escrito, divide el número total de unidades por el número de empleados y luego compáralo por la salida individual. Esto identifica qué empleados están cumpliendo, excediendo o fallando en el promedio diario.

Vuelve a evaluar la medida de la productividad. Cada cuarto a seis meses, establecer una referencia nueva para asegurar esté operando en condiciones correctas actuales y vuelve a evaluar a cada empleado basándote en los estándares nuevos.

Créditos de las fotos

  • meeting with woman image by Andrey Kiselev from Fotolia.com