Cómo los empleados roban el tiempo mientras están en el trabajo

Escrito por Jill Leviticus | Traducido por Enrique Pereira Vivas

El hurto del tiempo del empleado puede afectar negativamente a tu negocio dando como resultado una disminución de la productividad y el beneficio. El robo del tiempo se produce cuando los empleados pasan las horas de trabajo haciendo cosas no relacionadas con su trabajo o cuando llegan tarde de manera frecuente. La identificación de las actividades de la pérdida de tiempo puede ayudar a formular políticas que aborden el uso adecuado del tiempo durante las horas de trabajo.

Uso de Internet

Navegar en Internet es una frecuente pérdida de tiempo para los empleados. Si tu empresa necesita de Internet para fines comerciales, no sería práctico eliminar por completo el uso de Internet por los empleados, pero puedes limitar el uso personal mediante bloquear ciertos sitios o animando a los trabajadores a utilizar las pausas, en lugar de las horas de trabajo, para navegar por Internet. Recordarle a los empleados la política de la empresa y el anuncio de que el uso de Internet se está supervisando también puede ayudar a reducir el uso personal de Internet.

Socializar con los compañeros de trabajo

Charlar con otros empleadores puede parecer inofensivo, pero si tus empleados pasan más tiempo hablando que trabajando, el rendimiento puede sufrir. La socialización juega un papel importante en el mantenimiento de una atmósfera de equipo y no debe ser eliminada completamente. Una encuesta de Ipsos Public Affairs-Randstand realizada en febrero de 2010 descubrió que los trabajadores estadounidenses creen que las amistades laborales crean un lugar de trabajo más favorable, aumentan el trabajo en equipo y la moral, aumentan el intercambio de conocimientos y la comunicación abierta. Los gerentes pueden disminuir la cantidad de socialización sin afectar a la moral al traer de vuelta las conversaciones sobre el tema durante las reuniones, alentando a los miembros del personal a socializar durante el almuerzo y otras pausas y mediante la celebración de las primeras reuniones de personal de la mañana para limitar la socialización en el inicio de la jornada de trabajo.

Tardanza

Los empleados que llegan tarde al trabajo o toman largos almuerzos cuestan a su empresa un tiempo valioso. Aunque la tardanza ocasional puede no ser un problema, los empleados que llegan crónicamente tarde pueden afectar a la productividad de su departamento. Los empleados que llegan tarde pueden tener dificultades para completar las tareas a tiempo y pueden crear resentimiento entre los otros empleados que llegan a tiempo. Hablar del retraso con los empleados puede ayudar a determinar si hay algo que puedes hacer para ayudar a tu empleado a no llegar tarde. El ofrecimiento de una hora de inicio más tardía a un empleado cuyas obligaciones hacen que le sea difícil llegar a tiempo puede ser una solución que resuelva el problema para ambos. El recordatorio a los empleados de las políticas empresariales y la redacción de un empleado que constantemente viola la política puede ser necesaria en algunos casos.

Las llamadas telefónicas personales

No siempre es posible separar tu trabajo de tu vida personal, pero algunos empleados tienen más problemas que otros cuando se trata de abusar de las horas de trabajo. Los teléfonos celulares hacen que sea especialmente fácil hacer llamadas personales y enviar mensajes de texto sin que nadie lo sepa. Pedirle a los empleados que limiten las llamadas personales a las horas del almuerzo y los descansos, salvo en caso de emergencia, puede ayudar a aliviar el problema. Si un empleado tiene que hacer frente a un problema personal que consume tiempo, sugiérele que tome tiempo personal o de vacaciones para manejar el problema. El sitio web Inc. recomienda la creación de una política de uso de teléfonos celulares que pida a los empleados mantener el teléfono celular en modo de vibrador y les obligue a evitar la adopción de las llamadas telefónicas o mensajes de texto durante las reuniones o eventos de negocios.

Créditos de las fotos

  • BananaStock/BananaStock/Getty Images