Cómo iniciar una línea de cosméticos caseros en tu hogar

Escrito por Lydia King | Traducido por Xochitl Gutierrez Cervantes

Una línea de cosméticos hechos en casa puede ser la manera perfecta de convertir un pasatiempo en una fuente de ingresos de tiempo completo o parcial. Si eliges enfocarte en el cuidado de la piel, del pelo o maquillaje, tendrás que comenzar por identificar tu mercado objetivo y sus necesidades cosméticas específicas. La industria del cuidado de la belleza es la tendencia favorable. Mantente bien informado acerca de los ingredientes y productos populares para atraer a los clientes por medio de la lectura y la investigación. Céntrate en las propiedades únicas de tus cosméticos para venderlos a los clientes.

Solicita un número de identificación del impuesto federal para tu negocio. Elige un nombre para la línea de tus cosméticos. Decide una entidad de negocio para tu empresa. Generalmente hablando puede ser ventajoso establecer tu empresa de cosméticos como una sociedad de responsabilidad limitada o como una sociedad. Visita la página "Estructura de la empresa" en el sitio Administración de pequeñas empresas en Estados Unidos (U.S. Small Business Administration) para aprender acerca de las entidades de negocios y sus implicaciones fiscales. Consulta con un abogado para obtener asesoramiento sobre las entidades empresariales y para el papeleo de presentación y puedas establecer la estructura de tu negocio.

Ordena los equipos y herramientas para hacer tus cosméticos. El equipo básico que necesitas incluye ollas, utensilios, recipientes de medición de calor que sean seguros, así como embudos, cucharas de vidrio o de metal y una balanza de precisión de cocina. Almacena tu equipo de cosméticos en un armario separado de tu equipo de cocina.

Compra los ingredientes para los cosméticos. Adquiere aquellos que puedas encontrar regularmente a un precio asequible. Podrás encontrar muchos aceites e ingredientes naturales a base de plantas a través de proveedores al por mayor e incluso en los supermercados locales. Compra un refrigerador para almacenar los ingredientes perecederos, como los aceites de origen vegetal y sepáralos de los que son fuente de tu alimento.

Escribe las fórmulas de tus productos cosméticos. Ordena los recipientes, como los frascos, las botellas y tubos para tus productos. Haz lotes de prueba utilizando las fórmulas. Ofrece productos de prueba a tus amigos y pídeles comentarios sobre el ambiente y calidad del producto. Utiliza retroalimentación para afinar tus fórmulas.

Diseña etiquetas para tu línea de productos e imprímelas. La información que debe aparecer en las etiquetas de sus productos incluye el peso neto, el volumen y la lista de ingredientes. Consulta la "Guía de etiqueta cosmética" en la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (U.S. Food and Drug Administration) para asegurarte de que las etiquetas de tus productos incluyan la información adecuada.

Compra los seguros generales y productos para proteger tu empresa de responsabilidades o pérdidas. Compara las cotizaciones de varios agentes de seguros para obtener las mejores tarifas.

Consulta la herramienta "Permíteme" en el sitio web de la Administración de las Pequeñas Empresas en Estados Unidos (U.S. Small Business Administration) para encontrar autoridades que gobiernan las empresas en tu jurisdicción. Contacta a tus autoridades locales de zonificación para asegurarte de que puedes llevar a cabo la fabricación de productos a nivel casero. Organiza tu espacio para fabricar en tu casa y permite su supervisión según las normas locales, antes de lanzar tu línea de productos.

Crea un sitio web para tu línea de cosméticos. Incluye el contenido original sobre tu filosofía de cuidado de belleza. Establece precios al por menor y al por mayor de tus productos. Incluye información detallada acerca del proceso de pedido. Agrega funcionalidad a la compra y a la información de envío, diseñando una tarifa para tu sitio web, en caso de que planees vender directamente a los compradores en línea. Invita a los compradores mayoristas para las cotizaciones de precios.

Alquila una mesa en un mercado de agricultores locales para introducir tu línea de productos a los compradores de tu comunidad. Invita a los compradores a probar tus productos. Mantén un suministro de muestras para distribuir productos a los compradores. Contacta a los editores de los periódicos locales para hablarles acerca de tu producto y pídeles que escriban un artículo sobre tu negocio. Visita tiendas de la zona y habla con los dueños que deseen promocionar tu línea de productos en sus tiendas.

Créditos de las fotos

  • BananaStock/BananaStock/Getty Images