Cómo iniciar una agencia de trabajo temporal desde el hogar

Escrito por Danny Donahue | Traducido por Patricio Peters
Pequeñas reuniones en lugares neutrales te permiten llevar adelante tu agencia temporal desde tu hogar.

Pequeñas reuniones en lugares neutrales te permiten llevar adelante tu agencia temporal desde tu hogar.

Una empresa de trabajo temporal emplea a personas capacitadas para trabajar para otras empresas a través de tareas de corta duración. Llevar adelante una agencia es un ambiente muy práctico. Los empleados y los clientes necesitarán ponerse en contacto contigo todo el día y toda la noche por varias razones. Para llevar adelante una empresa de trabajo temporal desde el hogar, debes estructurar tu empresa de tal manera que puedas mantener la privacidad de tu vida en el hogar, manteniendo al mismo tiempo el contacto que necesitas para hacer funcionar tu negocio.

Visita la oficina de zonificación de tu localidad. Consulta las leyes de zonificación que pertenecen a tu vecindario para garantizar la legalidad de funcionamiento de un negocio desde tu casa.

Compra una licencia comercial y un seguro de responsabilidad civil para protegerte a ti y a tu negocio de accidentes causados ​​por los empleados temporales. Adquiere un seguro de compensación del trabajador para tu empresa. Obtén los números fiscales de identificación de tu estado, así como el IRS.

Contrata un servicio de contestador o compra una línea telefónica exclusiva para tu agencia de trabajo temporal. Una línea telefónica te permitirá hablar directamente con tus trabajadores temporales, y también les permitirá a tus empleados llamarte las 24 horas del día. Un servicio telefónico es menos personal, pero ayuda a mantener la privacidad de tu hogar.

Contrata anuncios en el periódico local y en las emisoras de radio locales. Anuncia tu empresa de trabajo temporal a nivel local y en Internet para encontrar empleados y clientes.

Acepta las solicitudes en línea. Instala un puesto en las ferias locales de empleo. Recibe las aplicaciones periódicamente en una sala de reuniones en un hotel local para contratar a más empleados. Esto mantendrá a los empleados fuera de tu casa y protegerá tu privacidad.

Reúnete con ejecutivos de recursos humanos y gerentes de las fábricas locales y otros grandes empleadores. Explica los beneficios de los empleados temporales y cómo funciona su negocio. Firma un contrato con cada empleador interesado.

Comunícate con tus empleados por teléfono para enviarlos a cada empleador de acuerdo con su contrato. Mantén suficiente gente en el personal para cubrir todas tus asignaciones abiertas, así como algunos extras para cubrir a quienes no se presenten a las asignaciones y a aquellos que se lastimen o sean despedidos.

Contacta a tus clientes semanalmente para monitorear el progreso de tus empleados en cada trabajo en curso. Considérate disponible para tus clientes siempre que sea necesario para que pueda estar informado de los empleados ausentes o de otros incidentes que necesites solucionar de inmediato.

Advertencia

  • Siempre haz que un abogado diseñe, o al menos revise, cada contrato que intentes utilizar al hacer negocios.

Créditos de las fotos

  • Hemera Technologies/PhotoObjects.net/Getty Images