Cómo iniciar un negocio pequeño de lavado a presión

Escrito por Matt McKay | Traducido por Luciano Ariel Castro

Comenzar un negocio pequeño de lavado a presión se puede lograr con una mínima inversión en equipos y entrenamiento, pero el trabajo requiere habilidades físicas y de negocios. Poner a funcionar la lavadora a presión en sí toma sólo unos pocos minutos, pero la habilidad requerida para limpiar con seguridad y eficacia la diferentes superficies sólo se puede tener a través de la experiencia o la formación profesional. En muchos estados, obtienes una licencia de contratista y demuestras tu experiencia educativa y reclamaciones. Adquiere la formación trabajando para una empresa de lavado a presión o tomando cursos de certificación en las escuelas de educación continua o el comercio.

Crea un plan para tu negocio de lavado a presión. El plan no tiene que tener un aspecto profesional, sino que debe detallar todos los aspectos de tu negocio de lavado a presión. Incluye equipo y listas de útiles, tipos de clientes, fijación de precios, puesta en marcha y operación y los gastos de capital necesarios anticipados. Visita el sitio web de los "EE.UU. Small Business Administration" para el plan de negocios e información gratuita para la puesta en marcha.

Solicita un permiso de negocio local en la oficina del secretario del condado, así como el registro de impuestos estatales y la licencia de contratación en las oficinas de rentas de tu departamento estatal y la reglamentación de negocios si corresponde.

Obtén un seguro de responsabilidad empresarial. Vas a trabajar en la propiedad del cliente y serás responsable de los daños si se producen accidentes.

Compra un vehículo adecuado, suministros y equipos de lavado a presión o usa el tuyo propio. Un equipo de lavado a presión y suministros varía según los servicios que ofrece y puede ser encontrado en las ferreterías o casas de artículos de limpieza. Siempre que sea posible compra localmente para desarrollar relaciones comerciales que puedan llevar a referencias de clientes.

Compra tarjetas de presentación, volantes, folletos, vehículos y señales portátiles de tu imprenta local y fabricante de la muestra. Estos avisos se distribuyen a los clientes potenciales y aumentan tu visibilidad durante el trabajo y la conducción por la ciudad.

Consejos

  • Considera la posibilidad de especialización de un área de cliente al principio y ramifícate a medida que tu empresa crece. Las áreas de especialidad incluyen el lavado de camiones, edificios comerciales, residencias, tiendas, marinas, limpieza de maquinaria pesada y otros.
  • Sé proactivo con tu programa de comercialización y publicidad, y lleva un registro de lo que funciona y qué no funciona para referencia futura. Habrá momentos en los que tendrás más trabajo del que puedes manejar y otras veces que no habrá trabajo en absoluto. Los programas coherentes de anuncios y comercialización eventualmente llevan a tu negocio a niveles aceptables de trabajo regular.

Advertencias

  • No realices trabajos de lavado a presión si no estás familiarizado con ellos. Las lavadoras a presión pueden dañar permanentemente algunos materiales si se utilizan incorrectamente, y tu serás el responsable.
  • Debes entender cómo utilizar todas las lavadoras a presión y productos químicos, y ropa protectora en todo momento. Las lavadoras a presión y algunos productos químicos pueden causar lesiones y enfermedades si se usan incorrectamente.

Créditos de las fotos

  • pbnj productions/Photodisc/Getty Images