Cómo iniciar un negocio de diseño arquitectónico

Escrito por Kate McFarlin | Traducido por Daniela Laura Arjones

Si recientemente has completado tu título de arquitectura o diseño, o si has sido contratado por una empresa de arquitectura y estás buscando diversificar tu actividad por tu cuenta, iniciar un negocio de diseño arquitectónico puede ser adecuado para ti. Ten en cuenta que este es un campo altamente calificado y es necesario tener un título, certificación o varios años de experiencia, ya sea en la arquitectura o redacción. Con el fin de iniciar un negocio exitoso de diseño arquitectónico, es necesario que tengas una base sólida para construirlo.

Toma el examen de licencia para los arquitectos de tu estado. La mayoría de los estados requieren que los arquitectos tomen y aprueben un examen de certificación antes de que se les permita hacer negocios en ese estado. Si ya has sido autorizado en otro estado, puedes ser capaz de transferir esta licencia a través de la reciprocidad. Sin embargo, tendrás que familiarizarte con los nuevos códigos que puedan ser necesarios.

Registra tu negocio. Además de tu licencia profesional propia, también tendrás que tener una licencia comercial estatal para operar legalmente tu empresa. Puedes solicitar esta licencia a través de junta de licencias de tu estado.

Asegura tu negocio. Los arquitectos necesitan y el seguro general de negocios y responsabilidad para proteger a sus empresas. Si vas a tener empleados, ellos también tendrán que estar asegurados para tu protección, sobre todo si van a viajar a los lugares de trabajo.

Busca una ubicación para tu negocio. Lo ideal sería que una empresa de arquitectura esté ubicada en una zona céntrica si quieres atraer principalmente a los clientes basados en negocios. Si tus clientes son residenciales, encuentra una forma fácil de alcanzar un lugar que sea conveniente para tu base de clientes. Tienes la opción de alquilar o comprar oficinas. Hasta que tu estudio de arquitectura se establezca, es posible que desees considerar el arrendamiento, especialmente si no tienes disponible muchos fondos para iniciar el negocio.

Financia tu negocio. Como arquitecto, normalmente se te paga un porcentaje pequeño para iniciar el trabajo y la mayor parte cuando el trabajo se haya completado. Esto significa que necesitarás tener suficientes gastos operativos para hacerlo a través hasta que comiences a cobrar los pagos finales de tus clientes.

Compra cualquier equipo y software necesario. Ya debes tener tus herramientas de diseño básico desde tus estudios, pero necesitarás software Auto-CAD, mesas de diseño, y equipamiento de oficina.

Construye tu portafolio de diseño y sitio web. Tu experiencia laboral es fundamental para atraer nuevos clientes. Junta fotografías detalladas, estudios de casos y descripciones y ponlos en tu cartera y en tu sitio web. Muestra proyectos extremadamente difíciles que llevaste adelante fructíferamente para mostrar tu gama de talento. Si no tienes ninguna experiencia anterior, tendrás que construir una cartera con tus conceptos.

Promociona tu estudio de arquitectura. En red con los dueños de negocios locales, publicidad en medios de comunicación locales y escribe columnas de arquitectura digiere. Esto te ayudará a crear un nombre por ti mismo y promocionar tu negocio. Estate preparado para tasar tus servicios de forma competitiva hasta que estés establecido como una empresa de diseño arquitectónico.

Créditos de las fotos

  • Hemera Technologies/AbleStock.com/Getty Images