Cómo iniciar un negocio de contabilidad desde casa

Escrito por Maggie McCormick | Traducido por Mary Lascano

Si has estado trabajando como un contador o tenedor de libros de una empresa privada, o simplemente piensas que la contabilidad puede ser una carrera para ti, la teneduría de libros es un negocio que se puede ejecutar desde casa. El reto, por supuesto, es encontrar suficientes clientes para ganar el tipo de salario que necesitas. Afortunadamente, muchas pequeñas empresas no tienen suficiente dinero para contratar un contador a tiempo completo, así que hay clientes allí afuera. Anuncia tus habilidades correctamente y tendrás una gran base de clientes.

Entrénate para ser un tenedor de libros. Si aún no dispones de una educación y experiencia, es aconsejable tomar un curso de contabilidad. La mayoría de las universidades comunitarias los ofrecen, pero también se pueden encontrar en línea. No tienes que convertirte en un Contador Profesional (CPA) para ser un tenedor de libros, aunque de esta forma aumentas la variedad de servicios que puedes ofrecer a tus clientes.

Regístrate para obtener un casillero postal en la oficina de correos. La mayoría de los contadores tendrán que reunirse con los clientes en su oficina de casa, pero no necesariamente debes publicar tu dirección. Una casilla postal puede ayudar a mantener tu privacidad cuando estés anunciando tus servicios.

Registra tu negocio con el gobierno. Las leyes varían según el estado. Habla con tu oficina local del Departamento de Comercio y el Departamento de Licencias para recibir los formularios que necesitas para establecer tu negocio y para saber si necesitas una licencia para hacer la contabilidad. Por ejemplo, en Texas, debes registrar tu negocio a través del Departamento de Estado y necesitas una licencia para ser un contador, pero no un tenedor de libros. Puedes notificar al gobierno federal de tu negocio mediante la aplicación de un Número de Identificación de Empleador (EIN por sus siglas en inglés). También puedes crear un nombre de empresa y registrarlo como "Que operan comercialmente como" o "DBA" (por sus siglas en inglés).

Establece un espacio aparte en tu casa. Recuerda que te reunirás con los clientes, por lo que tu área de trabajo no debe ser sólo un ordenador portátil en la mesa de la cocina. Si es posible, utiliza una puerta independiente para que entren. Ten asientos cómodos para los clientes y configura tu ordenador de manera que puedas mostrar pantallas si es necesario.

Crea materiales para publicitar tus servicios. Esto debe incluir una tarjeta de visita que tenga tu número de teléfono y un folleto sencillo que muestre los servicios de contabilidad que proporcionas, tales como el mantenimiento de registros generales, preparación de impuestos y servicios de nómina. Habla de tu experiencia y de lo que puedes hacer para ayudar a la empresa.

Envía tus materiales a los nuevos negocios que se estén abriendo en la zona. Muchos propietarios de negocios nuevos pronto descubrirán que las finanzas son un poco más de lo que pueden manejar. Encuentra estas nuevas empresas localizando tu Cámara de Comercio local o leyendo en el periódico los anuncios de DBA.

Consejo

  • Ofrece una consulta gratuita para los propietarios de pequeñas empresas. Ofrece consejos sobre finanzas de su negocio y muéstrales cómo les puedes ayudar a mantener las cosas organizadas. Programa sólo 30 minutos para esto y ten cuidado de no pasar mucho más tiempo.

Créditos de las fotos

  • la calculatrice image by Cyril PAPOT from Fotolia.com