Cómo iniciar mi propio gimnasio

Escrito por Anastasia Zoldak | Traducido por María J. Caballero

Las estadísticas del gobierno indican fuertes oportunidades de crecimiento de negocio para comenzar tu propio gimnasio. El Departamento de Trabajo de EE.UU. espera que la industrial crezca más rápido que la media en comparación con otras ocupaciones. Las estadísticas de Oficina del Censo indican que las 21.283 empresas en toda la red de gimnasios de EE.UU. generan más de US$10.2 mil millones al año de acuerdo con un registro de 1997. Para aumentar las posibilidades de éxito de tu gimnasio, asegúrate de planificar y financiar adecuadamente tu idea de negocio.

Obtén una certificación de profesional de estado físico. La credibilidad es importante a la hora de abrir un gimnasio. Los oficiales de crédito y los clientes consideran tu nivel de experiencia en la industria como un reflejo de tu competencia y capacidades. El Consejo Americano de Ejercicio y la Asociación Internacional de la Salud, Raqueta y Clubes Deportivos ofrece una certificación y cursos de formación empresarial que ayudan a establecer tu credibilidad profesional. [1] [4]

Revisa y selecciona los servicios del gimnasio. Los gimnasios ofrecen una serie de servicios a sus clientes desde rehabilitación hasta la pérdida de peso. Determinar tu base de clientes influye en el tipo de servicios y clases que tu gimnasio ofrecerá. Por ejemplo, un gimnasio que atiende a los adultos mayores puede querer ofrecer servicios de rehabilitación y disciplinas suaves de ejercicio, como yoga, pilates y ejercicios aeróbicos de bajo impacto. Un gimnasio exclusivo para mujeres puede optar por ofrecer servicios de pérdida de peso, entrenamientos cardíacos intensos y clases de entrenamiento con pesas para reafirmar el cuerpo.

Encuentra un lugar para el gimnasio que apoye los servicios que tu gimnasio ofrecerá. Busca áreas demográficas que apoyen los servicios de tu gimnasio. La ubicación es esencial en el establecimiento de los clientes así que considera alquileres más altos cuando estimes los costos de inicio para costear lugares más cercanos a tu base de clientes. Cuando busques un lugar considera aspectos como el acceso a la calle, el aparcamiento y la visibilidad.

Selecciona el equipo para ejercicios después de seleccionar los servicios de tu gimnasio y determinar el equipo necesario. Algunos factores, como el costo, las nuevas tecnologías y el mantenimiento del equipo, juegan un papel en la selección de aparatos de ejercicios, incluyendo máquinas de pesas, caminadoras, pesas, bancos de pesas y colchonetas. Considera opciones de alquiler y compra cuando estimes el costo de los equipos de ejercicios.

Escribe un plan de negocios y obtén financiamiento para el gimnasio. Iniciar un gimnasio requerirá tanto un plan de negocios por escrito como un préstamo. Según Entrepreneur, el coste medio de la apertura de un gimnasio es de US$10.000 a US$50.000. Los prestamistas no considerarán una solicitud de préstamo de negocios sin un plan de negocios completo adjunto. La Administración de Pequeños Negocios de EE.UU. ofrece un servicio gratuito para ayudar a desarrollar planes de negocio y proporciona asistencia para obtener préstamos. Puedes ponerte en contacto llamando al 800-827-5722.

Solicita permisos y licencias de negocios. Abrir un negocio exige a los propietarios registrarse y cumplir con todas las leyes reglamentarias. Tendrás que investigar y solicitar licencias de negocio y cumplir con las demás leyes reguladoras tales como los permisos de construcción y los requisitos del departamento de salud. La ley de California que requiere desfibriladores automáticos externos, personal entrenado en CPR y AED en el sitio en todo momento y un plan de emergencia por escrito desarrollado por un médico es un ejemplo de algunos de los requisitos que los propietarios de gimnasio enfrentan.

Compra el seguro para negocio. Los gimnasios son lugares donde suceden lesiones y accidentes. Comprar algún tipo de seguros para empresas protegerá al negocio. Ponte en contacto con tu agente de seguros de propietario de casa para que te remita a un agente que se especialice en seguros de empresas.

Decora el sitio del gimnasio, instala el equipo para ejercicios, contrata a tu personal y comienza tu campaña publicitaria. Para reducir la carga de los costos regulatorios de empleo como los impuestos sobre la nómina y los beneficios al iniciar considera la contratación con carácter de contratista independiente.

Créditos de las fotos

  • Jupiterimages/Comstock/Getty Images