Cómo inaugurar una tienda de prendas de vestir para mujeres

Escrito por Melinda Gaines | Traducido por Vanesa Sedeño

    Las tiendas de prendas de vestir femeninas suelen prosperar en cualquier tipo de economía, sobre todo en las que se centran en la venta de ropa usada en buenas condiciones. Existe una gran variedad de tiendas de ropa femenina puedes inaugurar, y manejar este tipo de negocios lucrativos se puede convertir en una actividad agradable y lucrativa. Para asegurarte de que tu negocio tenga éxito, debes seguir una serie de pasos.

    1

    Define el público objetivo de tu tienda; este determinará el estilo de las prendas que vengas y es importante porque existe una gran variedad de ropa femenina que puedes vender. Algunos ejemplos incluyen prendas de talles grandes, ropa para adolescentes y mujeres, ropa para bebés y niños pequeños, prendas para mujeres de talla pequeña, trajes de novia y vestidos de dama de honor, ropa interior y medias, prendas de diseño y ropa vintage.

    2

    Registra los permisos necesarios para operar un negocio de venta minorista en tu ciudad; los centros para el desarrollo de pequeñas empresas pueden ayudarte a determinar qué permisos necesitas. Según el estado en donde vives, los permisos pueden incluir una licencia de reventa, permiso de impuesto sobre las ventas o certificado de nombre ficticio.

    3

    Desarrolla la imagen de la tienda; la imagen depende de tus clientes objetivo y tendrá una relación absoluta con el tipo de prendas que vendas. Por ejemplo, puedes abrir una tienda de ropa femenina moderna y ecológica destinada a un público más joven o una tienda de prendas de vestir para mujeres de negocios que transmita sofisticación y clase. Tener una imagen personalizada también te ayudará a elegir el inventario de forma eficaz, ya que es probable que compres sólo prendas que se adapten a la imagen y estilo de tu tienda.

    4

    Alquila o compra un local en donde armar tu tienda de ropa femenina. Como alternativa, puedes ubicarte en un puesto en el mercado de pulgas, si las prendas que ofreces tienen estilo vintage o son de segunda mano. Si los productos que ofreces son muy específicos, por ejemplo si vendes vestidos de diseñador para niñas, es preferible que abras una tienda en Internet para que puedan conocerte más clientes específicos. Si no tienes experiencia con la construcción de sitios de compra web, considera utilizar un programa de comercio electrónico con todo incluido, como por ejemplo Big Commerce o Comercio Core, que incluye plantillas de diseño, procesador de pagos, un programa de carritos de compra, registro del dominio de la marca.

    5

    Consigue el inventario para tu tienda; lo que busques dependerá del tipo de prendas de vestir que quieras ofrecer. Las opciones incluyen: abrir una cuenta para comprar prendas al por mayor a fabricantes, distribuidores y otras marcas de ropa femenina, revisar las ventas de garaje, publicar un anuncio clasificado en línea o en el periódico local, o puedes vender artículos por encargo.

    6

    Dispone una zona en la tienda para almacenar la mercadería, si no cuentas con un edificio permanente o físico en otro lugar que cumpla con esa función. Clasifica la ropa según el tamaño, la marca y la temporada y cuelga cada prenda en un perchero o almacénalas en recipientes herméticos. Mantén la vestimenta en un área libre de olores y de mascotas, limpia y oscura, como un armario adicional, por ejemplo.

    7

    Establece políticas de funcionamiento para tu tienda, como por ejemplo de qué forma se van a manejar las devoluciones, los pagos y qué tipo de mercadería vas a comprar, si la tienda es de prendas de vestir de segunda mano o vintage.

    8

    Promociona tu tienda de ropa femenina. Abre cuentas en las redes sociales, arma un blog promocional, organiza un desfile de modas en tu comunidad o reparte volantes en tiendas relacionadas con el mundo femenino, salones de belleza y spas, gimnasios y tiendas de zapatos.

    Créditos de las fotos

    • Jupiterimages/Photos.com/Getty Images