Cómo identificar las necesidades de un empleado

Escrito por Danny Donahue | Traducido por Walter F. Stocco

Llevar adelante una pequeña empresa significa gestionar una fuerza de trabajo pequeña, de tal manera que cada miembro del equipo rinda a su máximo potencial. La mejor manera de hacer esto es establecer tu lugar de trabajo para que cada empleado tenga las herramientas adecuadas para hacerlo. Esto puede ser una máquina de fax, una llave inglesa o incluso la formación adecuada. El aprendizaje de estas necesidades significa conocer tu industria y tu lugar de trabajo, sabiendo tus procedimientos y, sobre todo, conociendo a tus empleados.

Diseña una evaluación de desempeño para cada puesto de empleo en tu empresa. Incluye todas las habilidades y la capacidad necesarias para llevar a cabo ese trabajo.

Llena una revisión del desempeño de cada empleado cada año. Reúnete con cada empleado para discutir su evaluación de desempeño. Explica sus fortalezas y debilidades en la reunión. Escucha sus preguntas, inquietudes y sugerencias.

Implementa un régimen de entrenamiento para cada división para aumentar el conocimiento del empleado. Asigna a tus más altos empleados clasificados para que lleven adelante las sesiones de entrenamiento. Envía a todos los empleados a los cursos de capacitación los cuales les ayudarán a mejorar en las áreas necesarias como lo indica su última evaluación de desempeño.

Habla con tus empleados durante todo el año. Anima a cada empleado a ser abierto y honesto acerca de sus inquietudes y sugerencias. Diles a todos los empleados cuando estés disponible durante todo el día. Que todo el mundo sepa que vas a reunirte con cualquier empleado para hablar de los negocios de la empresa.

Instruye a todos los instructores y supervisores para poner en práctica una política de puertas abiertas. Reúnete con el personal de formación y supervisión cada semana para discutir las necesidades de los empleados.

Créditos de las fotos

  • Jupiterimages/Creatas/Getty Images