Cómo hacer que un nuevo producto tenga éxito

Escrito por Linda Ray | Traducido por Enrique Pereira Vivas
Los consumidores tienen que ver cómo tu nuevo producto cumplirá con sus necesidades.

Los consumidores tienen que ver cómo tu nuevo producto cumplirá con sus necesidades.

Los nuevos productos se introducen en el mercado todo el tiempo, pero la gran mayoría de ellos fallan. Muchos inventores no se dan cuenta que su fracaso no se debe a algún defecto monumental en el producto en sí, sino en la forma en que se presenta. Los productos más nuevos son razonablemente suficientes si logran transitar todo el camino a través de las etapas de planificación y desarrollo, pero ser un producto útil no es suficiente.

Atender las necesidades del cliente

Muchos productos fracasan porque no abordan claramente cualquier necesidad o resuelven algún problema específico en la vida de los consumidores. Muy a menudo, los clientes no sólo están buscando nuevos artículos de moda, sino que están buscando una solución. Por ejemplo, no es que los consumidores estén anhelando comidas para microondas, es que ellos están buscando una solución simple para el problema de la preparación de la cena después de un día largo en el trabajo. Un producto exitoso es aquel que viene a llenar un vacío en la vida de los clientes. En el marketing de éxito, ese vacío debe estar claramente identificado y narrable. Una vez que la necesidad es identificada, es el momento de introducir la solución, tu nuevo producto.

Ofrece un buen precio para el valor

Una vez que hayas identificado las necesidades del cliente y ofrezcas una solución razonable, es necesario definir su valor. Incluso si identificas un problema común que ningún otro producto en el mercado aborda y ofreces la solución perfecta, nadie va a comprar un producto que no vale la pena su precio. Si es demasiado caro, los clientes tratarán de obtener en torno a sus necesidades mediante el uso de productos que no se ajusten completamente. Por ejemplo, si los clientes necesitan perforar un agujero, pero el taladro cuesta miles de dólares, podrían tratar de usar otras herramientas que ya tienen o simplemente volver a evaluar lo importante que es perforar el agujero. El precio necesita justificar la compra de los clientes.

Comunicar

Con demasiada frecuencia, el marketing es una calle de sentido único. Las empresas vencen a los clientes potenciales en la cabeza con todas las características de su producto. En lugar de tratar de responder a todas las necesidades posibles del cliente a través de una publicidad sin fin, puedes llegar e iniciar un diálogo a través de grupos focales, las organizaciones de consumidores y las encuestas. Establecer una comunicación con los clientes casi siempre vale la pena el costo, ya que esto te ofrece la perspectiva más importante de tu nuevo producto de la audiencia que hará o romperá tu éxito. A menudo, solicitar los comentarios de los clientes te llevará a realizar ligeros ajustes en el producto y a tus esfuerzos de marketing, lo cual puede conducir a mayores ventas.

Disponibilidad

Todo acerca de tu producto puede ser perfecto, pero si es difícil de adquirir, los clientes podrán optar por otra solución o evitar la solución en conjunto. Necesitas considerar cuidadosamente la distribución, dónde, cuándo y cómo los clientes pueden obtener tu producto. No importa qué ruta tomes para tu distribución, debería ser sencilla y sin complicaciones para los consumidores. Nadie quiere navegar complicadas instrucciones en línea o realizar transferencias numerosas de teléfonos sólo para obtener un producto. Las rutas simples, honestas y directas de procura asegurarán a los clientes que han hecho una buena elección y asegurarán una relación a largo plazo con tu empresa.

Créditos de las fotos

  • Creatas/Creatas/Getty Images