Cómo hacer funcionar mi negocio con energía solar

Escrito por David McGuffin | Traducido por Paulina Illanes Amenábar

A medida que se desarrolla el desastre climático, cada individuo, negocio, comunidad y nación debe prestar atención a sus gastos de energía y buscar maneras de avanzar hacia usos más eficientes y renovables de electricidad. Las energías renovables se han vuelto más alcanzables para la persona diaria común, dando una gama de opciones para la adaptación de casas y negocios a utilizar energía solar para hacer el negocio más verde y eficiente.

Items you will need

  • Computadora con acceso a Internet
  • Cuentas de electricidad
  • Células fotovoltáicas
  • Sistema de calefacción de agua a base solar

Examina las necesidades actuales de la energía de tu negocio. Ve si hay aparatos que se puedes descartar para reducir tus necesidades de energía. Busca maneras específicas de hacer más eficientes los sistemas que se utilizan actualmente. Si bien hay una variedad de opciones para el uso de energía solar y luz para alimentar tu negocio, será más rentable si eres capaces de identificar dónde están sus necesidades de energía más importantes dentro de tu negocio y si puedes identificar maneras de mitigar esos gastos por concepto de consumo de electricidad.

Instala tragaluces móviles. Se trata de tragaluces que tienen la capacidad de abrirse, permitiendo que el calor atrapado en el interior del edificio escape. Esto no sólo reducirá drásticamente la energía necesaria para iluminar el espacio del edificio, sino también reducirá los costos de energía para la refrigeración durante los meses de verano. Los tragaluces suelen ser una opción de bajo costo que producirá beneficios rápidos, no sólo en la reducción de la electricidad, sino también de los gastos para comprar bombillas y mantener los sistemas de iluminación.

Instala células fotovoltaicas (PVC) en la azotea de tu negocio. Hay un alto costo inicial de instalación para sistemas eléctricos de paneles solares, pero puedes reducir significativamente la factura de electricidad de la compañía. Además, muchos estados tienen incentivos financieros para ayudar a sufragar el costo de instalación y hay créditos de impuestos federales de ingresos que también pueden estar disponibles para tu negocio, como lo son para sistemas residenciales. Asimismo, considera que los paneles solares tienen una esperanza de vida bastante larga y la fuente de combustible (el sol) es gratis.

Instala climatización y calefacción por suelo radiante mediante energía solar. Esto, junto con el sistema de PVC, serán las opciones más costosas, pero se pagarán a largo plazo. Aunque quizás tu empresa no use un montón de agua caliente durante todo el día, esta opción de calefacción de suelo radiante reducirá drásticamente los costos durante los meses de invierno. Conectar la calefacción de agua caliente a un sistema de calefacción solar radiante de suelo permitirá depender de la energía solar para calentar tu negocio. El agua caliente solar puede usarse para aumentar simplemente un sistema de calentador de agua dando suministro de agua caliente para lavarse las manos (o incluso ducharse) si lo ofreces en tus instalaciones.

Créditos de las fotos