Cómo hacer crecer mi negocio de diseño de cocinas

Escrito por Melinda Gaines | Traducido por Mike Tazenda
Las empresas de diseño de cocinas usan muchas estrategias para expandir su base de clientes.

Las empresas de diseño de cocinas usan muchas estrategias para expandir su base de clientes.

Especializarse en diseño de cocinas puede ser una forma efectiva de diferenciar tu emprendimiento de otros similares en la industria del diseño de interiores. Pero al enfocarte a este negocio, también el crecimiento se torna un mayor desafío, especialmente si no vives en una ciudad grande. Una vez que comienzas a agotar tus clientes, o cuando llegas al punto en que tienes muchos clientes y poco tiempo para atenderlos a todos, necesitarás de soluciones creativas para que tu negocio continúe creciendo y desarrollándose.

Añade servicios adicionales

Cuantos más servicios ofrezcas más consumidores potenciales puedes convertir en clientes, y en consecuencia, más crecerá tu negocio. Usa toda tu experiencia y talento como profesional del diseño para buscar servicios adicionales que puedas ofrecer. Por ejemplo, si actualmente no ofreces decoración de interiores que no necesitan una renovación total, sino sólo un cambio en la cocina, considera añadir el servicio. Otra eventual vía de crecimiento son las consultas virtuales, a través de las cuales recomiendas diseños personalizados para clientes que están en otras partes del país y te envían por correo electrónico fotos de sus cocinas, recibiendo las especificaciones técnicas. Estos clientes normalmente realizan las obras por sí mismos, pero no tienen un buen ojo para el diseño. Otro servicio adicional puede ser el ofrecer "cocinas verdes", ayudando a tus clientes a lograr que sus cocinas sean más eficientes en cuanto al uso de energía y más amigables con el medio ambiente.

Incrementa tu personal

Una cosa que puede evitar que tu negocio de diseño de cocinas crezca es falta de personal, y no una falta de clientes. Evalúa si podrías tomar más clientes y hacer crecer a tu empresa si tuvieras más personas trabajando contigo. Si este es el caso, contrata otro diseñador. Antes de hacerlo, asegúrate de que su portfolio refleje trabajo con diseño de cocinas, o pídele que cree un proyecto para demostrar sus habilidades. Si trabajas solo y no estás listo para tener un empleado, puedes contratar a un diseñador independiente para reducir los costos. Tener tu propio equipo de construcción, plomería, albañilería y electricidad puede también generar ingresos adicionales y permitirte trabajar en una mayor variedad de proyectos.

Expande tu mercado

El cliente típico de un negocio de diseño de cocinas es alguien que posee una casa y tiene ingresos suficientes para gastar en remodelar su cocina. La decisión de remodelar la cocina no es en general una necesidad, sino una elección. Si bien tu empresa debe definitivamente continuar buscando este tipo de cliente, también deberías tratar de atraer otros clientes de distinto perfil para expandir tu negocio. Cuando trabajes con clientes con menos recursos, sé más creativo con los servicios que ofreces. Por ejemplo, ofréceles consultoría y los planos de diseño que tus clientes puedan ejecutar por sí mismos o con sus propios contratistas, en lugar de brindar un servicio completo de diseño, construcción, gestión y entrega del trabajo terminado con tu propio equipo. También puedes ofrecer diseño por secciones. Esto te dejará trabajar sobre pequeñas áreas de la cocina a la vez, como el comedor, el área par cocinar, las alacenas etc., en el caso de los clientes que necesitan remodelaciones pero no pueden pagar el trabajo completo de una sola vez.

Promueve tu empresa

Listar tu negocio de diseño de cocinas en el directorio telefónico, incluyendo un sitio web y una página en las redes sociales, y entregar tarjetas corporativas puede ser suficiente para empezar. Pero para hacer crecer el negocio, debes emplear más estrategias de marketing y promoción. Busca establecer un puesto en eventos y convenciones locales de decoración y jardinería. Envía artículos a blogs de diseño de interiores, sitios web y publicaciones. Haz que tu sitio web sea más interactivo incluyendo un foro, videos o un blog donde fomentes que los lectores opinen. Si tienes un buen porftolio, puedes incluso considerar convertirte en el embajador de tus marcas favoritas, especialmente si usas esas marcas en tu trabajo. Necesitarás contactar al agente de relaciones públicas de la marca, o al departamento de marketing para hacerles la propuesta.

Créditos de las fotos

  • Jupiterimages/Creatas/Getty Images