Cómo escribir la declaración de un concepto

Escrito por Beth Rifkin | Traducido por Jane Laury

La exposición de un concepto aclara en palabras una idea o diseño. Tales declaraciones se utilizan a menudo como parte de un plan empresarial o propuesta de una idea para un inversionista o socio potencial. La totalidad del negocio o el producto se resume en unas pocas frases, pero se proporcionan suficientes detalles para dar al público una comprensión integral de la idea. Una declaración bien escrita permite al oyente tener una visualización clara de la empresa.

Limita la declaración del concepto a un párrafo de tres o cuatro frases. La exposición del concepto no es el plan de negocios, sino el texto que utilizas en los planes de negocios para explicar fácilmente la idea, producto o diseño.

Identifica exactamente cuál va a ser tu producto o servicio. Por ejemplo, en lugar de usar términos generales como: "Voy a iniciar una empresa de mercadeo", podrías decir: "Voy a empezar una empresa de mercadeo que se especializa en la promoción de deportes, estado físico y atletas".

Explica lo que tu empresa va a hacer. Por ejemplo el mercadeo abarca muchos factores. Determina si vas a especializarte en una determinada vía de comercialización tal como las redes sociales. Una idea puede ser: "La compañía diseñará e implementará campañas de medios sociales para ayudar a las empresas deportivas y de acondicionamiento físico junto con los atletas profesionales, a maximizar los beneficios de la publicidad de mercadeo en línea".

Aclara los aspectos únicos de tu idea o empresa. Los inversores no quieren poner su dinero en algo que ya existe. Explica cómo tu empresa de mercadeo por ejemplo, abordará el desarrollo de las campañas de medios sociales de manera diferente a lo que ya se ha hecho. Posiblemente vas a usar redes sociales de manera vanguardista para hacer correr la voz sobre tus clientes. Esto también ayudará a atraer a los atletas y empresas de deportes a tu empresa, en lugar de acudir a aquellas que están ofreciendo campañas producidas en serie.

Combina todos los factores en un concepto sólido. Usando una empresa de mercadeo como ejemplo, la declaración del concepto sería: "Voy a empezar una empresa de comercialización que se especialice en la promoción de los deportes, estado físico y atletas. La compañía diseñará e implementará campañas de medios sociales para ayudar a las empresas deportivas y de acondicionamiento físico, junto con los atletas profesionales, a maximizar los beneficios de la publicidad mediante el mercadeo en línea. Voy a utilizar sitios web de medios sociales de manera vanguardista para promover a mis clientes".

Créditos de las fotos

  • Jupiterimages/Comstock/Getty Images