Cómo diseñar una galería de arte

Escrito por Kim Durant | Traducido por Joaquín Di Toma
Recuerda que debes dejar el espacio para el almacenamiento de arte, artículos de limpieza y equipamiento.

Recuerda que debes dejar el espacio para el almacenamiento de arte, artículos de limpieza y equipamiento.

La forma en que se diseña una galería de arte no sólo afecta a cómo los visitantes y los clientes la perciben visualmente y la navegan espacialmente, sino que puede incluso afectar el nivel de éxito económico de la galería. Por ejemplo, si un área de la galería está poco iluminada o situada en el extremo de un pasillo que esté prohibido mirar, las obras de arte que estén allí no serán vistas tan a menudo y será menos probable que sean vendidas. Diseña tu galería de arte basado en el espacio que tienes para trabajar, el tipo de arte que pretendes mostrar y el carácter que deseas proyectar en la galería.

Diseñando la galería

Haz una lista de las características que deseas que tenga la galería de arte y los códigos de construcción pertinentes que deben ser observados. Por ejemplo, es posible que desees incluir una sala de estar donde la gente pueda relajarse y contemplar el arte o una zona de detrás de escena para el almacenamiento de comida para las inauguraciones de la galería.

Dibuja el espacio bruto en el que se encontrará tu galería de arte, teniendo en cuenta las características peculiares arquitectónicas, como una pared inclinada que podría hacer difícil que se vea las obras colgadas. Aunque no tengas que hacer el dibujo necesariamente a escala exacta, hacerlo a una escala aproximada utilizando papel de gráficos y mediciones del espacio ayudará a que el proceso de diseño sea más preciso.

Coloca rasgos importantes, como paredes flotantes, áreas de almacenamiento de arte, un baño (si tienes que agregar uno al espacio), un área de recepción y un salón en el dibujo. Juega con la colocación de estos elementos de gran tamaño, ya que su disposición tendrá un gran efecto en la forma en que la gente lo percibirá inicialmente y finalmente se moverá a través del espacio de la galería.

Dibuja flechas que muestren el flujo que deseas que los visitantes de la galería de arte tomen y ajusta la ubicación de las principales características según sea necesario. Por ejemplo, si colocas el escritorio de la oficina en el centro de la pared más larga, interrumpirá el trayecto que los visitantes naturalmente quieran tomar desde un extremo de la larga pared al otro.

Desarrolla el diseño de la galería con los servicios públicos necesarios, tales como iluminación (una consideración importante para las galerías de arte), un sistema de seguridad, sistema de sonido y control de temperatura para mantener óptima la temperatura y humedad de la conservación de arte.

Selecciona la base de la decoración para la galería, como el color de las paredes (el blanco es tradicional), el color y el material del piso, las lámparas, la recepción y el nombre de la galería. Todas las pequeñas decisiones estéticas juntas que intervienen en el diseño de una galería de arte crean el aspecto general que tiene, así que elige con cuidado.

Haz una versión final a escala del plano de construcción de la galería, con primeros planos si son necesarios para capturar los detalles de la decoración, instalaciones y servicios públicos. Revisa este dibujo con la lista de artículos de primera necesidad que has hecho para asegurarte de que no has dejado afuera algo vital, como asientos o un área de almacenamiento de arte.

Consejo

  • Las paredes blancas mantienen a los visitantes enfocados en el arte, no en los alrededores.

Advertencia

  • Asegúrate de que las normas de seguridad, tales como las que determinan la cantidad de puntos de salida que la galería debe tener y qué tan accesibles deben ser, sean seguidas de cerca para asegurar la seguridad de los visitantes y evitar problemas regulatorios.

Créditos de las fotos

  • Thinkstock/Comstock/Getty Images