Cómo diseñar tu propia tarjeta de negocios con una computadora

Escrito por Amanda Long | Traducido por Verónica Sánchez Fang

Entrega una tarjeta de negocios que te consiga que te llamen. De acuerdo con el recurso en línea Entrepreneur, "esta pequeña tarjeta hace tanto como la impresión de tu apariencia personal, el traje que llevas o el maletín que usas". Diseña tu tarjeta para coordinar con tu industria. La idea detrás de una tarjeta de negocios es ayudarte a conectar con tus clientes, y deseas que la tarjeta sea capaz de hablar por ti cuando dejes a tu contacto.

Colecciona tarjetas de amigos, colegas y los lugares que visitas. Estudia los elementos de diseño de las tarjetas, como fuente, color, textura y acabado, y determina qué opciones te gustan. Mira plantillas de tarjetas de negocios en línea en carteras de diseñadores gráficos para generar ideas para tu tarjeta.

Selecciona el software que deseas utilizar. Las opciones van desde programas tan sencillos como Microsoft Word o Microsoft Publisher al software más avanzado como Adobe Photoshop.

Crea una plantilla de archivo de aproximadamente 2 pulgadas por 3 1/2 pulgadas (7,5 por 8.75). Este es el tamaño de la tarjeta estándar. Tradicionalmente, las tarjetas tienen una disposición horizontal, pero no hay razón para no utilizar el diseño vertical menos común.

Organiza tu información de la tarjeta. Incluye tu nombre, título comercial, razón social, dirección de la empresa, ciudad, estado, código postal, los números de teléfono que utilices para fines comerciales, tu dirección de correo electrónico y la dirección del sitio web de la empresa. Prueba varias ideas de diseño y diseños basados ​​en tu investigación. Utiliza una fuente más grande para palabras importantes como tu nombre para que destaque y fuente más pequeña para otra información.

Añade elementos visuales en la tarjeta como el logotipo de la empresa, los gráficos y las líneas en colores coordinados. Organiza estos elementos para complementar el tipo y crea lugares para que los ojos de la persona se muevan.

Guarda el archivo. El tipo de archivo va a depender de cómo vas a imprimir tus tarjetas. La mayor parte del tiempo se puede guardar como un archivo con extensión .jpg o .png para enviar a la impresora.

Consejo

  • Explora los diferentes tipos de texturas y las impresoras de estampación que pueden hacerlo. Esto puede aumentar el efecto de tu tarjeta, y la tarjeta no requiere tanto diseño visual. Investiga las opciones de la impresora para cartulina. Algunas ofrecen un papel de mayor peso para tarjetas de visita. En muchas empresas de impresión, el acabado puede ser por encargo también. Dependiendo de los elementos de diseño que hayas elegido, un acabado brillante podría ser mejor que un acabado mate o viceversa.

Créditos de las fotos

  • Presenting a blank business card image by Christopher Meder from Fotolia.com