Cómo determinar los costos directos y los costos generales de un inventario

Escrito por Jared Lewis | Traducido por Karen Angelica Malagon Espinosa

Los fabricantes cuentan con una recepción completa de costos que deben contar en el proceso de fabricación. Los costos se pueden dividir en dos categorías: costos directos y costos indirectos. Los costos indirectos a menudo se refieren a los costos generales y el resultado en el uso de recursos de soporte en el proceso de fabricación. Por ejemplo, la electricidad que se usa para que la fábrica funcione es un gasto general. Los gastos directos e indirectos de inventario se deben contabilizar usando principios de contabilidad generalmente aceptados (GAAP, por sus siglas en inglés). Los métodos adecuados de contabilidad facilitan aún más la determinación de costos laborales directos y gastos generales.

Costo laboral directo

Cuando determines y contabilices los costos laborales directos e indirectos, lo mejor es comenzar con los costos laborales directos. Los costos laborales directos son aquellos costos que se acumulan como resultado de la fabricación de productos que generan los trabajadores. Debido a que este costo es el más sencillo, es más fácil de determinar que los costos laborales indirectos. Varios factores pueden incluirse en los costos laborales directos pero para la mayor parte del trabajo directo se puede determinar multiplicando la cantidad de unidades producidas por la cantidad de horas requeridas para fabricar el producto. Después, la cifra que resulte se multiplica por el costo del trabajo por hora para determinar el costo laboral directo para ese producto. Si se fabrican muchos productos, el costo se determina para cada producto y después se junta cada uno.

Costos indirectos

Los costos indirectos asociados con el proceso de fabricación son cualquier cantidad de costos que no se atribuyan de forma directa al costo del trabajo. Por lo tanto, la forma más sencilla de determinar los costos indirectos de la empresa es usar los registros contables para determinar los gastos completos y restar los costos laborales directos del costo total. Ya que se incluyan muchos gastos, se puede dificultar tener una cifra adecuada y actualizada. Las empresas a menudo usan estimados con base en los gastos del año anterior para determinar estos costos.

Contabilidad

La contabilidad para los costos laborales directos e indirectos requiere que una parte de los gastos generales para cada unidad producida se ubique como un gasto. Esto se requiere para mantener el GAAP pero no requiere necesariamente que el gasto ubicado se adecúe completamente. Debido a la naturaleza del cálculo de estos gastos, los totales estimados se aceptan para propósitos de contabilidad cuando llegue a estos tipos de costos. El método de contabilidad usado para registrar los costos indirectos es a través de la entrada del uso de la "venta del costo de bienes" en la declaración de ingresos de la empresa.

Solicitud

Además de contar con registros financieros que sean tan precisos como sea posible, el costo del trabajo directo y la fabricación en general se puede usar para mejorar la eficacia y asignar al producto el costo correcto. Por lo tanto, aunque se usen los estimados, la cantidad se debe basar en cantidades reales y en una cantidad razonable de esas cifras. La falla al hacer esto podría resultar en el manejo de asignación incorrecto de los costos laborales y el ajuste adecuado del precio. Después, este costo se lleva al consumidor en forma de precios de menudeo.

Créditos de las fotos

  • Jupiterimages/Creatas/Getty Images