Cómo crear páginas web para libros

Escrito por Edward Mercer | Traducido por Juliana Star

Ya sea que tu pequeña empresa se dedique a la publicación o a la venta de libros, una página web (como los principales vendedores de libros en línea como Amazon y Barnes and Noble han demostrado) es una poderosa herramienta de comercialización y ventas. Especialmente en el caso de los pequeños negocios, el sitio web no tiene que ser llamativo o costoso. En vez de intentar integrar la parafernalia más novedosa, ten en mente unos cuantos principios básicos de diseño, comunicación y facilidad de uso para lanzar el mejor sitio web para tus clientes y para tu pequeña empresa.

El papeleo

Antes de empezar con tu sitio web debes hacerte cargo de algunas tareas de registro. Elige un nombre de dominio para tu sitio web, de preferencia un nombre simple (como el nombre de tu compañía o algo relacionado con libros que sea sencillo de recordar para los clientes). Busca el nombre en un sitio como Better-Whois.com (el vínculo se encuentra en Recursos) que proporciona una base de datos universal no vinculada a una entidad de registro específico para asegurarte de que el nombre de dominio esté disponible (ver Recursos). Registra tu nombre de dominio con una entidad de registro certificada por ICANN y mantén tus documentos en un lugar seguro. Al elegir tu proveedor de hospedaje consulta sitios de análisis como Hosting Review y Consumer-Rankings.com (el vínculo se encuentra en Recursos), que proporcionan comparaciones y valoraciones actualizadas frecuentemente.

Principios de diseño

Si bien los sitios llamativos con la más novedosa tecnología son divertidos para jugar, estos no necesariamente te ayudan a obtener contactos y ventas. Tu mejor apuesta es mantener tu sitio web simple y atractivo. Particularmente en un negocio tradicional como la venta de libros, los clientes apreciarán un sitio simple y sencillo para navegar. Crea un menú para navegar fácilmente entre diferentes categorías de libros u ofertas especiales y asegúrate de incluir detalles de contacto, y de ser relevante, tu dirección física. Presta especial atención a tu página de inicio, que es la primera que los clientes verán y tu oportunidad para dar una primera impresión positiva como negocio.

Interfaz de ventas

Si quieres vender libros en línea necesitarás integrar un carrito de compras o interfaz de ventas en tu página web. La confiabilidad, seguridad y privacidad deben ser tus preocupaciones principales durante la integración de un carrito de compras, asegurándote de que tus clientes se sientan cómodos escribiendo su información personal y de pago en la aplicación. Por lo tanto tus mejores apuestas son proveedores nacionales con buena reputación en vez de carritos de compra del nicho de la venta de libros. CBS Money Watch recomienda PayPal Payflow Link, Checkout de Amazon, Checkout de Google y Authorize.net Payment Gateway para obtener buen precio y confiabilidad. Existen muchos proveedores de hospedaje web que incluyen una opción de sistema de carrito de compras en sus paquetes.

Marca y comercialización

Tú quieres que tu sitio web sea el primer lugar en el que tus clientes hagan búsquedas para sus necesidades de lectura. En un mercado altamente saturado como la venta de libros puede requerir encontrar un nicho como el de los libros de poesía, un interés académico o autores locales contemporáneos. Una de las grandes ventajas de Internet es su capacidad de llegar a millones de usuarios, permitiendo que intereses muy específicos atraigan a grandes audiencias. Integra este nicho e identidad de marca a tu sitio web, copias y materiales de comercialización para lograr que tus clientes sientan que tu trabajo se especializa en su interés específico. Un enfoque particular, si se integra apropiadamente en tu copia y estructura de vínculo, también puede optimizar el desempeño de tu motor de búsquedas y ayudar a que los clientes potenciales te encuentren al buscar libros de dicho campo.

Vuélvete social

Un pequeño vendedor o editor de libros quizá no sea capaz de competir con gigantes de Internet como Amazon en cuanto a precio y disponibilidad, pero quizá seas capaz de llevar un poco de la magia de la tienda de libros de la esquina a la web. Parte de esa magia viene de ser parte de una comunidad de lectores o, en la era digital, estar involucrado activamente en las plataformas sociales que tus lectores usan. Integrar un blog en tu sitio web es un buen comienzo para comunicarte con tus clientes de una forma más informal. Crear perfiles de medios sociales o plataformas como Twitter, Facebook y MySpace también puede ayudarte a correr la voz acerca de tu negocio y libros. Participa activamente en estas comunidades y crea contenido como listas de libros sugeridos en las que tus contactos puedan escribir comentarios.

Créditos de las fotos

  • Jupiterimages/Comstock/Getty Images