Cómo configurar el inventario en un almacén

Escrito por Kristie Lorette | Traducido por Enrique Pereira Vivas

Si tu pequeña empresa se involucra en los procesos de almacenamiento y envío de productos desde un almacén, entonces necesitas organizar el almacén de manera que sea fácil de colocar, almacenar, extraer y enviar el inventario en el almacén. Con la cantidad adecuada de planificación de tu parte, puedes organizar tu almacén para que sea un lugar eficiente y eficaz para los negocios, lo que en última instancia significa más dinero para tu empresa.

Items you will need

  • Notas adhesivas o pequeños trozos de papel
  • Pluma/lápiz/marcador
  • Sistema de seguimiento de inventario

Crea un plano de planta. Si posees o alquilas el espacio de almacén, obtén una copia del plano de planta que muestra el diseño de la bodega.

Pega notas adhesivas o trozos de papel con el nombre de cada sección de tu almacén. Coloca el papel en el diseño para que puedas ver qué área de la bodega es el área de almacenamiento para tu inventario. Otras áreas pueden incluir las oficinas de recepción, de envío y las oficinas administrativas.

Crea hojas de papel para las categorías de productos. Decide cómo vas a clasificar tu inventario. Por ejemplo, si tu almacén tiene suministros para bodas, puedes tener un área para favores de la boda, un área para la parte superior de la torta de boda y un área para juegos de corte de la torta de la boda.

Elige el tipo de estanterías de almacenamiento u otros recipientes a utilizar para tus productos. El tipo de unidad de la estantería o el almacenamiento que puedes utilizar para almacenar tu inventario puede variar de acuerdo a los tipos de productos que necesitas almacenar. Considera las estanterías o el almacenamiento que sea lo suficientemente grande como para almacenar cada producto y que sea suficientemente resistente para soportar el peso del producto.

Crea signos para los productos. Cuando decidas qué productos se colocarán en los estantes, etiqueta los estantes con signos. Puedes separar tus signos y el espacio de almacenamiento por el nombre del producto (por orden alfabético), número de producto o categoría de productos.

Organiza las categorías de productos en el plano de planta. Coloca trozos de papel con los nombres de los productos en el plano de planta dónde irán los estantes o unidades de almacenamiento para los productos que caen dentro de esta categoría.

Etiqueta el diseño de inventario en tu plan de planta. Asegúrate de que tu diseño de inventario en el almacén coincida con las etiquetas que tienes en tu plano de planta, de manera que puedas tener un plan maestro para saber dónde va cada producto de tu inventario. También puedes actualizar tu sistema de seguimiento del inventario para que coincida con el diseño.

Crea un proceso para el inventario entrante. Escribe una política y una hoja de procedimiento sobre cómo funciona el proceso de inventario para tu negocio. Por ejemplo, el inventario puede llegar a la zona de recepción del almacén, así que describir cómo se recibirá el inventario, quién se encargará de registrar el inventario en el sistema de seguimiento de inventario y luego cómo el inventario se colocará en las estanterías de almacenamiento.

Crea un proceso para el envío del inventario. Escribe una política y una hoja de procedimiento sobre cómo funciona el proceso de envío del inventario. Por ejemplo, si tu empresa necesita cumplir una orden, describe quién es responsable de la introducción de la factura en el sistema de seguimiento de inventario de manera que los productos se deduzcan de los niveles de inventario, quién tira del inventario de los estantes y cómo se envía el producto al cliente.

Evalúa el diseño. A medida que tu depósito se pone en marcha, evalúa el diseño de cada departamento y cada aspecto de tu inventario. Si los estantes no están funcionando o hay un problema en una parte del proceso de inventario, determina los cambios que puedes hacer para mejorar el sistema y el procesamiento del inventario.

Créditos de las fotos