Cómo comprar una franquicia de pizzerías

Escrito por Shala Munroe | Traducido por Alejo Beltzer

Los restaurantes tradicionalmente se consideran inversiones de riesgo, aunque el Wall Street Journal informa que se han empezado a hacer más préstamos respaldados por el gobierno para los restaurantes, que cuentan con una tarifa baja por defecto, un %4,4. La compra de una franquicia de pizzería es una manera probada en el mercado para comenzar un negocio de restaurante exitoso. Existen varias franquicias de pizzerías disponibles, así que es importante hacer tu investigación de cada una de ellas, así como de los datos demográficos de la población que vive cerca de tu ubicación preferida para encontrar la que más convenga.

Items you will need

  • Dinero para invertir

Determina la experiencia que tengas en gestionar un restaurante y cuánto tiempo estás dispuesto a dedicarle en cada semana. Si eres un excelente negociante pero nunca has trabajado en la industria de restaurantes, puede que te resulte difícil aprender a manejar uno sobre la marcha. La mayoría de las franquicias de restaurantes de pizzas están abiertas los siete días de la semana y la mayoría de los días festivos desde el horario del almuerzo hasta altas horas de la noche, por lo que exigen una cantidad significativa de tiempo por parte del propietario.

Investiga la zona en la que deseas colocar las pizzería y determina cuántas existen, qué es lo que ofrecen y las características demográficas de la población de esa zona. Visita las pizzerías para ver lo que venden y explorar las oportunidades para comprar otra franquicia. Examina la información demográfica que se encuentra en los sitios web de bienes raíces y escolares, así como los informes del censo para que eso te ayude a encontrar tu lugar. Por ejemplo, si quieres abrir tu tienda en una zona repleta de estudiantes universitarios, una cadena que vende pizza por porción puede robarle los clientes a los otros restaurantes de pizza que sólo venden las pizzas enteras.

Encuentra toda la información que puedas acerca de las diferentes franquicias de pizzerías. Compara la información con la demografía de tu zona. Por ejemplo, si deseas abrir tu restaurante en una zona donde la gente se centra en la vida naturista, considera la cadena Pizza Fusion que sólo ofrece comida orgánica. En una zona llena familias trabajadoras y de clase media, la cadena de Little Caesar podría ser la mejor opción. Ofrece solo pedidos a domicilio pero los precios bajos y las pizzas "calientes y listas" con el poco o casi nulo tiempo de espera ayuda a atraer a los padres que están ocupados luego del horario de trabajo. Contacta con tus mejores opciones para solicitar información específica sobre los precios y los beneficios ofrecidos por el concesionario.

Evalúa la inversión requerida y compáralo con tu cantidad de capital disponible. La mayoría de las franquicias requieren una fuerte inversión inicial -con las de pizza generalmente se necesitan de US$50.000 a US$300.000 o más- y la mayor parte de la inversión debe ser de tu bolsillo y no de dinero prestado. También suelen pedir que tengas una cierta cantidad de activos líquidos antes de poder calificar para la compra de una cadena. La cuota inicial es sólo una parte de lo que debes pagar, también tienes que pagar cuotas mensuales para las cadenas de tiendas, un porcentaje de ventas mensuales y las tasas nacionales de comercialización. Algunos requieren que pases una cierta cantidad de tus ingresos brutos de venta en el mercado local.

Asiste a la sesión informativa ofrecida por tu opción favorita, donde tendrás la oportunidad de obtener todos los detalles, hacer preguntas y conocer a algunos propietarios de cadenas existentes. Generalmente debes pagar para viajar a la oficina principal del concesionario. Durante esta sesión, ellos suelen proporcionarte una Circular para Oferta de Cadena Unificada que te dará la información financiera relativa a la cadena entera y así ayudarte a determinar tu estabilidad. Revisa este documento con tu abogado de franquicias cuando vuelvas a tu casa.

Llena la solicitud de licencia y el acuerdo, incluyendo tu información detallada financiera. Cuando eres aprobado para una nueva cadena, debes trabajar con los representantes del concesionario para seleccionar y configurar tu nueva ubicación. Asiste a los entrenamientos, que por lo general duran varias semanas, los cuáles se dictan en la oficina principal de la cadena o en alguna otra cadena de pizzerías existentes para aprender a manejar tu negocio con éxito.

Consejo

  • Comprar una franquicia de restaurantes es diferente a la apertura de un restaurante de pizzas propio. Todavía tienes un jefe que dirige muchas de tus especialidades y mercado y también tienes que rendirle cuentas a la oficina principal de la cadena para cumplir con ciertos objetivos financieros. Sin embargo, se obtiene el beneficio de un negocio con llave propia en mano con un reconocimiento nacional existente, lo que hace que tu comercialización local sea más llevadera.

Créditos de las fotos

  • Jupiterimages/Comstock/Getty Images