Cómo comercializar un producto para la piel

Escrito por Bridgette Austin | Traducido por María Di Nucci
Para resaltar de la multitud, asegúrate de que tus productos para el cuidado de la piel tengan fuertes diferenciadores.

Para resaltar de la multitud, asegúrate de que tus productos para el cuidado de la piel tengan fuertes diferenciadores.

El mercado actual está inundado con una gran cantidad de productos para la piel que prometen beneficios tales como la piel clara y un brillo juvenil. Internet ha permitido a competidores más pequeños y de nicho comercializar sus cremas de cuidado de la piel y productos de limpieza, vendiéndolos a través de transacciones en línea en lugar de en espacios de tienda físicos. Los nuevos participantes en el negocio del cuidado de la piel deben encontrar maneras de diferenciarse, ofreciendo un producto que sea eficaz y pertinente para los consumidores. La elaboración de un plan de marketing sólido y la ejecución de la estrategia pueden aumentar el éxito de tu producto para el cuidado de la piel y la longevidad en el mercado.

Items you will need

  • Plan de negocios/mercadeo
  • Fondos para comenzar

Describe y establece los objetivos de negocio, financieros y de marketing que deseas lograr con la venta de tu producto. Piensa en una idea convincente o ángulo que te ayude a alcanzar estos objetivos y diferenciar tu producto de cuidado de la piel de los competidores. Por ejemplo, es posible que desees establecer tu empresa como líder en productos sensibles al cuidado de la piel para los hombres adultos. Solidifica los atributos de tu producto y cómo beneficiará a tu cliente tanto física como emocionalmente.

Conoce a tu cliente ideal. Investiga tu público objetivo clave y coloca cada grupo en segmentos. Mira factores tales como las metas, los ingresos, los patrones de compra y los valores personales al segmentar tu público. Utiliza esta información para perfeccionar tu estrategia de negocio y posición en el mercado.

Lleva a cabo el análisis de la competencia. Estudia otras marcas de cuidado de la piel, sus principales diferenciadores y los consumidores objetivo. Visita mostradores de cosméticos, farmacias, supermercados y ferias comerciales que vendan y cuenten con productos para la piel. Habla con cosmetólogos, esteticistas, representantes de ventas y profesionales del cuidado de la piel sobre los diferentes beneficios de los productos de venta libre y con prescripción. Familiarízate con los ingredientes utilizados en los productos de limpieza, exfoliantes, tónicos y cremas hidratantes y aprende cómo los productos reaccionan entre sí.

Comienza la promoción de tu producto al mundo. Utiliza las herramientas de Internet, sitios web, páginas de medios sociales y boletines informativos, para educar y promover tu producto para la piel a un público más amplio a bajo costo. Pon en marcha una página web, crea una página de negocio de Facebook y una cuenta de Twitter para interactuar con los clientes y obtener retro-alimentación.

Colabora con otros sitios web y blogs del cuidado de la piel para generar publicidad positiva y aumentar las oportunidades de promoción cruzada. Lleva a cabo grupos de enfoque, recoge testimonios de los clientes y usa referencias de palabra-de-boca para establecer la credibilidad de tu producto y construir una base de clientes leales. Por ejemplo, distribuye muestras gratuitas u ofrécete para llevar a cabo un análisis de cuidado de la piel gratis usando tu línea de cuidado de la piel.

Consejos

  • Cuando comercializas tu producto de cuidado de la piel, mantén tus mensajes de marketing cortos y simples. Evita la jerga enrevesada o de industria que pueda confundir a tu público objetivo. Comunica tu declaración de posicionamiento y beneficios del producto en forma clara y concisa.
  • Ten en cuenta que quieres que tu marca del cuidado de la piel agregue valor al producto real. Repite estos valores a través de tu mensajería de marketing para reforzar la marca de tu producto y su legitimidad en el mercado del cuidado de la piel. Asegúrate de que el logotipo de la marca, el nombre, los colores, los envases y los puntos de precio sean consistentes a lo largo de tu campaña de marketing.

Créditos de las fotos

  • Jupiterimages/Pixland/Getty Images