Cómo comenzar un negocio de venta de salsas

Escrito por Lisa Magloff | Traducido por Ana María Guevara

Ya que las personas siempre están buscando nuevos sabores, puede haber mucho espacio en el mercado para salsas, especialmente para las salsas especiales. Sin embargo, ya que estás vendiendo un solo artículo, o tipo de artículo, debes tener todos los detalles bien y necesitarás concentrarte fuertemente en el marketing.

Items you will need

  • Ingredientes de la salsa
  • Empaques
  • Etiquetas
  • Licencia comercial
  • Cocina comercial

Escribe tu plan de negocios. Debes establecer cuánto dinero necesitarás para cada etapa de tu negocio, tu estrategia de marketing y por qué tus productos serán competitivos. También debes establecer tus costos básicos y tu estrategia inicial de precios. El sitio web de la Administración de Negocios Pequeños provee información sobre cómo escribir planes de negocios.

Crea tu receta. Asegúrate de que puedes producir cualquier receta en las cantidades comerciales que necesitarás. Ten en mente que cuando haces cantidades más grandes de una receta, puede que las proporciones de los ingredientes cambien para que el sabor se mantenga igual. También debes asegurarte de que la salsa tenga exactamente el mismo sabor cada vez que la haces. Para lograrlo, debes ser preciso con tus medidas y tiempos.

Obtén derechos de autor para tu receta contactando a la Oficina de Derechos de Autor. Para cumplir con los requisitos federales y estatales de etiquetas y vender tu salsa en tiendas, debes enviar tu salsa a un laboratorio de nutrición para que sea analizada y obtener la cuenta de calorías y la información nutricional.

Diseña tus empaques. Necesitarás diseñar un nombre, logo y empaque atrayentes para que tu salsa sobresalga de la multitud. Puede que necesites contratar a un diseñador gráfico o a un consultante de marcas para esto. Encuentra un fabricante de empaques que pueda proveerte botellas y contenedores de acuerdo a tus especificaciones de diseño.

Registra tu negocio con el Departamento de Impuestos del Estado y con el Servicio de Impuestos Internos. Para registrarte con la oficina de Servicio de Impuestos Internos, necesitarás completar el formulario de Número de Identificación de Empleador en su sitio web. Puede usar este número para completar el registro de tu negocio.

Revisa las regulaciones de producción de alimentos de tu estado. La mayoría de los estados no te permitirán hacer productos alimenticios en casa para la venta comercial, aunque algunos estados te permiten vender pequeñas cantidades de productos hechos en casa. Si lo necesitas, encuentra una cocina comercial en la que puedas hacer tu salsa o contrata a un productor de alimentos para hacer y embotellar tu salsa. Puede que también necesites obtener un certificado para manejar comida. Tu junta local o estatal de salud puede ayudarte con esta información.

Encuentra proveedores comerciales para tus ingredientes. Ponte en contacto con grandes proveedores de comestibles y revisa los precios de todos tus ingredientes. Calcula cuánto te costará producir cada lote y divide esto por el número de botellas que este produce. Añade el costo de las botellas, las etiquetas, la mano de obra y los costos generales. Una vez que tengas esta figura, podrás establecer un precio al cual vender tu salsa al por menor y al por mayor.

Comercializa tu producto. Comienza vendiendo tus salsas en mercados artesanales o en tiendas gourmet locales. Comercializa tu salsa en restaurantes y en otros negocios de alimentos, como comedores de oficinas. Crea un sitio web y vende en línea directamente a los clientes. Visita grandes tiendas y haz conexiones con administradores de supermercados para negociar un espacio en los estantes en el pasillo de condimentos. Para hacer correr la voz, también puedes colocar un puesto en festivales y ferias vendiendo comida con tu salsa en ella u ofrecer muestras gratis en supermercados y tiendas gourmet.

Créditos de las fotos

  • Vasiliki Varvaki/Photodisc/Getty Images