Cómo comenzar un negocio de ropa comprando al por mayor

Escrito por Melinda Gaines | Traducido por Ana María Guevara

La mayoría de vendedores de ropa obtienen su inventario comprando al por mayor de varios proveedores, fabricantes y distribuidores. Comprar al por mayor es esencial para generar ganancias, lo que les permite a los vendedores de ropa más exitosos subir los precios de forma significativa. Si estás buscando vender ropa y comprar mercancía al por mayor, existen varias cosas que debes tener en cuenta antes de comenzar tu negocio.

Enfócate en un nicho para tu negocio de ropa para ayudar a diferenciarte de los otros vendedores. Por ejemplo, puedes especializarte en vender ropa para niños, adolescentes, tallas grandes o trajes para hombres.

Obtén los permisos requeridos en tu área para un negocio de ventas al por menor, como un certificado del nombre asumido, un permiso de reventas o un permiso de impuestos de ventas. Esta documentación será necesaria para abrir cuentas al por mayor con los proveedores de ropa.

Encuentra un sitio para tu negocio de ropa. El lugar más costoso es una tienda física tradicional. Las opciones menos costosas incluyen kioscos más pequeños, tu propio sitio web a través de una compañía como Core Commerce, mercados en línea como Bonanza, sitios web de subastas como eBay y mercados de pulgas locales.

Si no vas a abrir una tienda física, encuentra un sitio para almacenar tu mercancía. Una facilidad comercial o un almacén funcionarán bien, pero puedes comenzar con un closet limpio y vacío que esté libre de olores, luz del sol y mascotas.

Haz una lista de las marcas de ropa que te gustaría vender. Piensa en tu nicho y en la imagen de las marcas que quieres vender, ya que esto será una consideración clave para tus proveedores antes de que hagan negocios contigo. Por ejemplo, si planeas vender principalmente ropa de descuento o sin marca, es poco probable que una marca lujosa haga negocios contigo ya que tu imagen no se alinea con su marca. Ten en mente que puedes comprar ropa de marcas lujosas de otras formas, como a través de ventas de liquidación y subastas. Simplemente no serías un distribuidor oficial.

Abre cuentas al por mayor con las marcas, fabricantes y distribuidores en tu nicho contactando a los proveedores directamente o visitando sus sitios web. Muchos proveedores tienen una solicitud en línea al por mayor. Para abrir una cuenta al por mayor, necesitarás llenar una solicitud con cada proveedor, colocar una orden inicial y proveer una prueba de que eres un negocio, como un número de licencia de reventa o de impuestos de venta.

Organiza la ropa de una forma lógica y atractiva si vas a abrir una tienda física. Por ejemplo, coloca todas las camisetas en un área, los vaqueros en una pared separada y las camisas casuales en su propio estante. Separa la ropa por tallas para que los clientes puedan encontrar fácilmente lo que necesitan y ten cuidado de colocar los estantes demasiado juntos. No quieres que tu tienda sea difícil de navegar ni frustrante para los compradores.

Promociona tu negocio de ropa. Organiza un show de moda mostrando la ropa que vendes, coloca cupones o volantes en negocios complementarios, como salones de belleza, tiendas de ropa y accesorios, abre cuentas en redes sociales, abre un blog o sitio web promocional y compra anuncios en radios locales.

Créditos de las fotos

  • Comstock/Comstock/Getty Images