Cómo comenzar un negocio de pintura de casas

Escrito por Megan Martin | Traducido por Eva Ortiz
Especializarse en servicios específicos puede ayudar a distinguir tu negocio de pintura de casas de la competencia.

Especializarse en servicios específicos puede ayudar a distinguir tu negocio de pintura de casas de la competencia.

Las empresas de pintura de casas se encuentran entre las más baratas y más fáciles de empezar: se puede operar desde tu casa y los costos de arranque iniciales pueden ser menos de US$2.000. El problema es que debido a que es un negocio relativamente fácil, tendrás una fuerte competencia. Antes de empezar a pintar es importante crear un plan de negocios, determinar tu especialización y crear una imagen de la empresa que te diferencie de la competencia y atraiga a tu mercado objetivo.

Items you will need

  • Pluma y papel o computadora
  • Escaleras
  • Bandejas de pintura
  • Paños
  • Rodillos y pinceles
  • Pulverizador
  • Mascarilla
  • Andamios
  • Pintura
  • Vehículo
  • Materiales de marketing
  • Carpeta

Elabora un plan de negocios. Crea un documento que describa el enfoque de tu negocio. Decide si vas a hacer pintura interior, pintura exterior o una combinación de ambas. Describe los servicios que ofreces e incluye áreas de especialización, tales como consulta de colores y colocación de letreros o murales. Determina el mercado objetivo para tu negocio, ya sea propietarios de edificios de apartamentos, propietarios de casas históricas o propietarios de viviendas típicas en barrios de clase media. Investiga otras empresas locales para ver qué tan bien están cumpliendo con las necesidades de tu mercado objetivo. Haz una lista de maneras en las que puedes distinguirte de tus competidores a través de precios más bajos, más rapidez o servicios especializados o experiencia en diseño. Incluye una sección en tu plan de negocio que describa tus planes de marketing, fijación de precios y suministros.

Elige un nombre para tu negocio de pintura de casas. Haz una lista de nombres con la ayuda de amigos, familiares y socios. Elige un nombre que se destaque y comunique el foco de tu negocio y su imagen. Por ejemplo, si te especializas en la pintura de casas históricas, incorpora esta idea en tu nombre comercial.

Registra tu negocio de pintura de casas. Visita al secretario del ayuntamiento o el juzgado para obtener la documentación necesaria. Comprueba los requisitos de zonificación de tu área si vas a manejar tu negocio desde tu casa.

Reúne el equipo y los suministros. Reúne escaleras, bandejas de pintura, trapos y lo más importante, una gran variedad de rodillos y pinceles. Compra estos artículos a granel a través de un comerciante en línea para ahorrar dinero. Visita tu ferretería local e invierte en un pulverizador, una máscara cara y andamios. Pídeles que ordenen estas cosas para ti, si no los tienen a mano. Encuentra un vehículo lo suficientemente grande como para llevar el equipo necesario a los sitios de trabajo. Decide si los clientes van a comprar su propia pintura o si vas a comprarla para ellos. Compra colores básicos de pintura que vayas a utilizar con frecuencia.

Crea y distribuye materiales de marketing. Diseña materiales de marketing basado en la imagen que quieres comunicar a tu mercado objetivo. Publica tus servicios y céntrate en lo que diferencia a tu empresa de la competencia. Cuelga volantes en los tablones de anuncios del centro de compras, distribúyelos en las puertas, y coloca anuncios en los periódicos locales y sitios web para un negocio básico, sin lujos. Crea folletos en papel satinado, si quieres comerciar con aquellos de alto nivel socioeconómico. Incluye fotos de tu trabajo que cuenten tu experiencia. Crea un sitio web que comunique la singularidad de tu empresa. Crea letreros con el nombre de la empresa que puedan ser colocados en los patios de los clientes después de haber pintado el exterior de una casa.

Construye una cartera y compártela con los clientes potenciales. Toma fotografías de todo el trabajo que haces y ensámblalos en una carpeta. Lleva esta carpeta contigo cuando visites a posibles clientes para mostrar la calidad de tu trabajo. Si no has pintado casas antes, vale la pena hacer un trabajo para un amigo o familiar de forma gratuita para tener imágenes de la obra que has hecho.

Créditos de las fotos