Cómo comenzar un negocio criando perros

Escrito por Jordan Meyers | Traducido por Ana María Guevara

Ejecutar un negocio de crianza de perros no es fácil. Comenzar este tipo de negocios requiere una inversión significante de tiempo y esfuerzo, como también de dinero para los perros, licencias y cuidado veterinario. El negocio puede ser gratificante si amas a una raza en particular y tienes la paciencia para desarrollarlo gradualmente.

Estudia la raza particular en la cual estás interesado. Puedes hacer esto a través de los sitios web de las asociaciones de crianza, de entusiastas de los perros y libros. Si puedes encontrar a un criador de perros que esté dispuesto a enseñarte, trabajar con él puede ser útil.

Investiga las leyes en tu área al contactar al departamento de licencias e inspecciones de tu ciudad o en la oficina del secretario del condado. Puede que necesites una licencia o permiso espacial para criar perros o tener más de unos cuantos en tu propiedad. Algunas jurisdicciones pueden requerir también que te registres como una perrera. Determina si necesitas aprobación de zonificación si tu casa o propiedad no está registrada para uso como negocio.

Aplica para una licencia general de negocios, requerida en muchas jurisdicciones incluso si has obtenido los permisos requeridos para tener un negocio de crianza.

Obtén un seguro para criadores de perros para que te cubra en el evento de que los perros se enfermen, se lastimen o ataquen a una persona o a otro perro. Las políticas también pueden proporcionar beneficios por la muerte de un perro, como también por daños a la propiedad y al equipo.

Decide si vas a comprar perras, perros o ambos. Si tienes ambos, no tienes que preocuparte acerca de negociar contratos con otros criadores o lidiar con el envío de semen. Si mantienes perros, no tendrás la responsabilidad monetaria y el compromiso de tiempo de cuidar a una perra embarazada y, eventualmente, a sus cachorros. Sin embargo, puedes disfrutar de tener perras, verlas dar a luz y cuidar a sus cachorros.

Compra a tus perros, eligiendo a aquellos que cumplan el estándar de la raza, el cual es una descripción por escrito de guías para una raza de perro en particular. Los perros maduros que han ganado torneos en eventos y están libres de problemas de salud son buenas elecciones. Si estás criando cachorros, haz que compitan en eventos mientras crecen. Los perros que ganan torneos pueden tener más demanda para criar.

Escoge cuidadosamente las parejas para tus perros. Tienen que tener un buen comportamiento, ser saludables y tener un tamaño complementario. Si tienes perros de los dos géneros, encontrar parejas probablemente no será un problema. Si tienes que encontrar una pareja, los periódicos de criadores, revistas y sitios web pueden ser unos recursos útiles.

Crea un contrato para usar con otros criadores. Tiene que incluir términos para lidiar con fallas para concebir inmediatamente y especificar el número de cachorros que cada persona recibirá.

Consejo

  • La sincronización cuidadosa es crítica cuando tienes un negocio de crianza. Revisa los niveles de progesterona de la perra para predecir si puede concebir. Una hormona oleada significa que el momento para aparearse está cercano.

Créditos de las fotos

  • Tooga/Photodisc/Getty Images