Cómo comenzar tu propio negocio de cuidado de mascotas

Escrito por Jack Gerard | Traducido por Ana María Guevara

Con más del 63 por ciento de los hogares estadounidenses teniendo mascotas, según la Asociación Estadounidense de Fabricantes de Productos para Mascotas, el negocio del cuidado de mascotas está en alta demanda. Al vigilar y cuidar las mascotas de los hogares mientras sus dueños están en el trabajo o en vacaciones, los cuidadores ofrecen paz mental a sus clientes con el conocimiento de que sus mascotas están siendo cuidadas por un profesional. Comenzar un negocio de cuidado de mascotas requiere planificación y preparación, para determinar tu tipo preferido de mascota y para asegurar que los animales que cuides sean tratados apropiadamente.

Considera los servicios que planeas ofrecer. Decide si vas a ofrecer internados durante la noche o si ofrecerás solamente servicios durante el día. También tienes que pensar si habrá algún límite de mascotas que puedas cuidar, como el solo vigilar perros de cierto tamaño o no cuidar ciertos tipos de animales.

Prepara un área de tu casa para las mascotas si vas a operar tu negocio desde tu casa. Quita cualquier objeto pequeño que los animales se puedan tragar y cualquier elemento que no quieras que mastiquen o rayen. También puedes cercar una porción del jardín afuera para crear unas perreras exteriores o un área donde los animales puedan jugar o usar el baño sin la necesidad de una correa.

Lleva a cabo un entrenamiento sobre cómo cuidar apropiadamente a los animales, incluyendo los aspectos del cuidado, de alimentación y disciplina. Considera la acreditación por una organización nacional o internacional del cuidado de mascotas, como la Asociación Nacional de Cuidadores de Mascotas Profesionales o Cuidadores de Mascotas Internacionales.

Consigue una póliza de seguros para protegerte en caso de que los animales que cuides se lastimen, se pierdan o sean robados mientras estás a cargo. Si planeas tener empleados adicionales, tienes que vincularte para protegerte contra posibles robos también.

Decide las tarifas que vas a cobrar por tus servicios. Establece una tasa de horas también, como una tarifa "por día", con esa tarifa representando un número específico de horas para cubrir un día promedio de trabajo. Si vas a ofrecer servicios adicionales, como pasear a los perros para clientes con movilidad limitada, entonces necesitas establecer tarifas para estos servicios también.

Crea un acuerdo del cliente que los clientes potenciales tengan que firmar y que resalte tus políticas y prácticas. Este acuerdo tiene que cubrir tu estancia sobre las mascotas agresivas, qué prácticas disciplinarias puedes usar si se necesita, y las limitaciones de tu responsabilidad si las mascotas son lastimadas o se pierden bajo tu cuidado.

Publicita tu negocio de cuidado de mascotas. Imprime y cuelga anuncios en lugares públicos, haz tarjetas de negocios para poderlas entregar y crea un sitio web para publicitar tu negocio en línea.

Programa empleos de cuidado de mascotas para no abrumarte; toma tantas mascotas a la vez para cuidar como creas razonable. Mantén un horario diario de alimentaciones, descansos para ir al baño y ejercicio, y asegúrate de darle a las mascotas bajo tu cuidado cualquier medicamento que necesiten a las horas apropiadas.

Mantén unos registros de tus clientes que incluyan su nombre e información de contacto, el nombre de su mascota y notas sobre las mismas importantes para recordar, como los medicamentos y alergias. También tienes que mantener unos registros financieros bien organizados para poder rastrear fácilmente tus ingresos y gastos.

Haz unos pagos regulares de impuestos al Servicio de Rentas Internas para asegurarte de no ser multado por pagos atrasados o no pagos. En el 2010, la tasa de empleo propio es del 15,3 por ciento y tiene que usarse para calcular tus impuestos a no ser que incorpores tu negocio de cuidado de mascotas. Si esperas tener más de US$1.000 en impuestos, tendrás que hacer pagos trimestrales el 15 de abril, 15 de junio, 15 de septiembre y el 15 de enero de cada año fiscal.

Consejo

  • Si te acreditas a través de una organización mayor de cuidado de mascotas y te vuelves un miembro de buena reputación, puedes vincularte y comprar seguros a través de la organización con una tasa de descuento.

Créditos de las fotos