Cómo comenzar tu propia tienda de telas

Escrito por Amanda Long | Traducido por Ana María Guevara

Si disfrutas hacer manualidades como coser y sientes que se necesitan más opciones de telas en tu área local, puedes comenzar tu propia tienda de telas. Con una de estas tiendas, puedes ofrecerles a tus clientes la opción de comprar telas en un sitio físico o puedes establecer un sitio web de comercio electrónico para que los clientes compren en cualquier momento. Según Entrepreneur, una revista de negocios en línea, "las tiendas de telas tradicionalmente han sido operaciones minoristas muy rentables ya que los márgenes aplicados a las telas para ventas al por menor pueden exceder el 100% o más". Para abrir una tienda, debes tener aproximadamente de US$10.000 a US$50.000 de capital inicial, de acuerdo a Entrepreneur.

Items you will need

  • Tela

Haz una lista de ideas para tu tienda de telas. Enlista qué colores y texturas ofrecerá tu tienda, en dónde planeas comprar tu inventario y qué otros servicios ofrecerás. Muchas tiendas de tela también ofrecen clases de costura para atraer a diferentes tipos de clientes a su tienda. Algunas tiendas también ofrecen máquinas especiales o servicios de costura. Imagina cómo será tu negocio y enlista todo lo que quieres lograr.

Diseña un plan para conducir tu negocio. Incluye el propósito y la misión de tu negocio y qué necesidad vas a cumplir dentro de tu comunidad al abrir una tienda. Desarrollar un plan de negocios antes de abrir tu negocio te dará una buena idea de cuánto dinero necesitarás para operar tu nuevo negocio. Busca inversionistas privados para que apoyen tu plan de negocios y obtener dinero para comenzar.

Registra el nombre de tu nueva tienda en la secretaría de estado. Este es el nombre que incluirás en la publicidad y en toda la correspondencia de tu negocio Registra también el nombre de tu dominio en línea si deseas ofrecer tus productos por Internet. Visita el Servicio de Impuestos Internos para obtener un número de identificación fiscal para usarlo al pagar los impuestos de tu tienda. La oficina de impuestos de tu estado requerirá que tu negocio tenga un número de identificación de impuestos por venta si vas a llevar a cabo negocios dentro de tu estado y este requiere que recolectes impuestos por ventas. Puede que también necesites algunas licencias y permisos comerciales para tu tienda de telas. Business.gov tiene una lista de lo que necesitas en cada estado.

Visita los espacios comerciales disponibles en tu ciudad y determina en dónde abrirás tu nueva tienda de telas. Asegúrate de elegir un lugar que atraiga al público y que tenga un estacionamiento adecuado e iluminado en caso de que decidas dar clases en la noche. Contrata un diseñador web para crear un sitio web de comercio electrónico para que tu tienda pueda vender telas incluso cuando tu negocio no está abierto.

Compra tu inventario. Visita a los fabricantes que pusiste en tu lista al hacer una lluvia de ideas para tu negocio. Regístrate para convertirte en un distribuidor de sus productos y comienza a comprar telas. Otra opción disponible hoy en día es crear tu propia tela. Esto te permitirá personalizar aún más tu tienda si puedes diseñar tus propias telas e imprimirlas para venderlas en tu tienda.

Contrata a empleados confiables para que te ayuden con tu negocio. Dependiendo de tus horas de operación, querrás que tu tienda permanezca abierta tanto tiempo como puedas para que tus clientes compren tus productos. Ya que es imposible que estés presente en tu tienda todo el tiempo, contrata a algunos empelados que sientas que son confiables y que pueden ayudarte a cortar tela, a manejar la caja registradora y a responder preguntas en tu negocio.

Promociona tu tienda de telas. Comienza una campaña en las redes sociales creando cuentas en Facebook, Twitter y Linkedln para promocionar tu negocio a todos tus amigos y familia. Si comparten tu tienda con otros en su lista, el nombre de tu negocio puede llegar a cientos de personas instantáneamente. Crea un blog de tu sitio web para darles a los usuarios consejos sobre costura. Organiza concursos en tu tienda para que los clientes participen. Lleva a cabo clases de entrenamiento para las personas que no saben cómo coser y enséñales para que puedan usar tus productos. Forma conexiones con otras personas en eventos locales y ferias artesanales para promover tu negocio.

Créditos de las fotos

  • store display of fabric image by Joyce Wilkes from Fotolia.com