Cómo calcular el impuesto sobre la nómina para un empleador

Escrito por W D Adkins | Traducido por Mayra Cabrera

    Incluso las pequeñas empresas con sólo unos pocos empleados tienen la obligación de calcular y recaudar impuestos sobre la nómina. En la mayoría de los casos una empresa de procesamiento de nómina contratará un servicio especializado si no es lo suficientemente grande como para justificar el costo administrativo de hacer la nómina internamente. Sin embargo, si ejecutas o administras un pequeño negocio, necesitas saber cómo se calculan los impuestos de nómina para tus empleados, incluso si nunca has tomado una calculadora y has hecho el trabajo manualmente.

    Items you will need

    • Publicación 15, Circular E de IRS
    • Instrucciones para impuestos sobre la nómina estatales
    • Formas W4

    Instrucciones

    1

    Determina el salario bruto del empleado. Incluye los salarios por hora o salario además de consejos, comisiones y remuneración tributable. No debes incluir kilometraje u otros reembolsos por gastos de negocios.

    2

    Multiplica el número de exenciones que el trabajador ha reclamado en su forma W4 por el importe de una pensión por su estado civil y la duración del período de pago. Por ejemplo, si su estado civil es soltero con dos ajustes reclamados y su período de pago es semanal, tiene 2 X US$70.19 (cantidad 2010) para un total de US$140,38. Resta esta cantidad del salario bruto. Además, resta las deducciones fiscales, tales como contribuciones a un plan de jubilación con impuestos diferidos. El resto es el ingreso federal tributable del empleado.

    3

    Calcula el impuesto federal sobre la renta que se debe retener. El impuesto sobre la renta federal se calcula utilizando una serie de tramos impositivos con porcentajes que aumentan conforme los ingresos aumentan. Consulta las tablas de impuestos del año en curso para saber las cifras exactas que debes usar. Suponiendo que el empleado tiene un ingreso federal imponible de US$500, al utilizar las tablas de 2010 no debes deducir ningún impuesto por los primeros US$116, un 10% de la cantidad de US$116 a US$200 y el 15% del monto de más de US$200. En este ejemplo, el total del impuesto sobre la renta federal es US$53,40.

    4

    Estima cualquier impuesto estatal o local que se debe retener. Cada estado tiene su propia fórmula, por lo que tendrás que obtener las instrucciones que se aplican a ti. Por ejemplo, en Texas te pondrías en contacto con la Contraloría de Cuentas Públicas. En otros estados la agencia puede llamar al Departamento de Ingresos o Impuestos.

    5

    Calcula los impuestos de Seguro Social y Medicare que se deducirán del sueldo del empleado. Ambos son los impuestos de tarifa plana. Multiplica el salario bruto en un 6,2% para calcular el impuesto de Seguridad Social. Para usar Medicare es el 1,45%. Sin embargo, si el ingreso del empleado ha pasado el umbral de renta anual, no deduzcas ningún impuesto adicional del Seguro Social. No hay límite para el impuesto de Medicare. La empresa contribuye con una cantidad igual por cada impuesto que no se deduce del pago del empleado.

    6

    Estima los impuestos de desempleo federales (FUTA) y estatales (SUTA). Estos son los impuestos pagados por el empleador. Debes calcular primero el impuesto de SUTA con las reglas de tu estado. El impuesto FUTA es del 6,2% de los primeros US$7,000 de los salarios de un empleado. Sin embargo, puedes tomar un crédito de hasta un 5,4% de los impuestos pagados SUTA, que pueden reducir el impuesto FUTA hasta un mínimo de 0,8%.

    Créditos de las fotos

    • Creatas/Creatas/Getty Images