Cómo buscar y conseguir un trabajo

Escrito por Ruth Mayhew | Traducido por Ana María Guevara

Buscar y conseguir un trabajo suena simple. Sin embargo, buscar y conseguir un trabajo que disfrutes y con el que estés realmente contento puede ser desafiante, a menos que sigas una serie de pasos que te lleven a una carrera en donde prosperarás. Crear un enfoque sistemático para tu búsqueda de trabajo te permite tener una forma organizada de manejar las solicitudes de empleo, programar entrevistas y negociar ofertas. Además, usar tus recursos sabiamente y dedicar tiempo y esfuerzo puede resultar en una buena oferta de trabajo.

Exima los sitios de búsqueda de trabajo para determinar cuál crees que tiene la mejor variedad de trabajos en tu campo. Los sitios de publicaciones de trabajos en línea contienen cientos de trabajos en cualquier campo imaginable; sin embargo, algunos de ellos tienen publicaciones duplicadas, mientras que otros tienen demasiados trabajos de los cuales elegir. Explora los sitios de búsqueda de trabajo para tu campo específico, como asociaciones profesionales a las que pertenezcas que tengan ofertas de empleo específicas para tu campo. Por ejemplo, si eres un ingeniero, busca en el tablón de ofertas de empleo del Consejo de Compañías de Ingeniería de tu país.

Crea un perfil en los sitios de ofertas de empleo que mejor se ajusten a tu campo y ocupación. Sube tu currículo y una carta de motivación genérica que puedas personalizar para que se ajuste a los trabajos específicos que solicites. Si el sitio ofrece alertas automáticas, regístrate para que ofertas de empleo sean enviadas a tu correo electrónico inmediatamente después de ser publicadas. Selecciona alertas diarias en vez de alertas semanales para asegurarte de obtener las alertas inmediatas antes de que la publicación del trabajo expire.

Organiza tu búsqueda de empleo usando el procesador de texto de tu computadora. Crea una carpeta de diferentes versiones de tu currículo y dentro guarda la carta y el currículo que enviaste para cada trabajo en un archivo con el nombre de la compañía, la fecha o la región, si estás solicitando trabajos en diferentes áreas geográficas.

Aprende más sobre cómo comercializarte. Comercializar tus habilidades y cualificaciones es lo que te ayuda a tener éxito durante las entrevistas. Este concepto simplemente significa que seleccionas las mejores cualidades y la usas en las entrevistas con posibles empleadores. La clave para tener buenas entrevistas es mostrarle al entrevistador lo que tienes para ofrecer a la organización. Tu argumento de venta es presentar tus habilidades y cualificaciones en un paquete que los posibles empleadores puedan apreciar. Por ejemplo, si eres un arquitecto siendo entrevistado por un puesto en una compañía que diseña bases militares, haz énfasis en tus conocimientos sobre las necesidades de seguridad de las fuerzas armadas, en tu trabajo anterior que se alinee con el diseño de la compañía o en cursos que hayas completado que estén directamente relacionados con las áreas de especialidad de la compañía.

Practica tu técnica de entrevista frente a un espejo o grábate en tu cámara web para evaluar cómo respondes a preguntas típicas de entrevista. Pídele a un amigo haga el papel de entrevistador para ayudarte a practicar tus respuestas a preguntas de entrevista.

Elige un atuendo de entrevista que te haga sentir cómodo y que impulse tu confianza. Cuando luces bien, te sientes confiado y esto se muestra a través de tu interacción con los reclutadores y encargados de contratación. No te preocupes por repetir atuendos. Apégate a lo que funcione bien para ti para mejorar continuamente tu presentación y el tiempo de impresión que haces en los posibles empleadores.

Gasta dinero, si puedes permitírtelo, en contratar a un entrenador experto en carreras para que te ayude con el estilo de tus entrevistas. Encuentra a un escritor profesional de currículos para que revise el tuyo si no estás obteniendo las respuestas que esperas de las solicitudes o si no estás recibiendo ofertas de trabajo. Invertir de US$100 a US$200 puede valer la pena si te ayuda a conseguir un trabajo.

Envía notas de agradecimiento inmediatamente después de cada entrevista. Usa estas notas para reiterar tu interés en el trabajo y para expresar tu apreciación por el tiempo del entrevistador. Concéntrate en dos o tres puntos discutidos durante tu entrevista al escribir la carta. Esto demuestra que eres capaz de vincular las necesidades de la compañía con tus habilidades. Envía por correo electrónico tu nota de agradecimiento antes de que pasen 24 horas después de la entrevista.

Haz una lista de los pros y los contras de las ofertas de trabajo que recibas. Si tienes el lujo de hacer esperar al trabajo que te atrae más, tómate tu tiempo para decidir qué oferta es la mejor para tu carrera. Resiste la tentación de aceptar la primera oferta de trabajo que recibas. Si necesitas más información después de recibir una oferta condicional, no te preocupes por hacer más preguntas. Recuerda que la búsqueda de empleo y las entrevistas se trata tanto de que busques la mejor empresa para ti como de que la compañía elija al candidato ideal.

Créditos de las fotos

  • Jupiterimages/Comstock/Getty Images