Cómo alquilar un kiosco en un centro comercial

Escrito por Steven Buckley | Traducido por Soledad Gomez
Un kiosco en un centro comercial puede ser una forma rápida y barata de crear una empresa.

Un kiosco en un centro comercial puede ser una forma rápida y barata de crear una empresa.

Los kioscos son un elemento básico en un entorno de centro comercial. Los desarrolladores de centros comerciales utilizan estos almacenes modulares "sobre ruedas" para completar la oferta de productos y generar ingresos adicionales para sí mismos en forma de renta adicional. Hay una gran facilidad de entrada en el negocio de un kiosco en un centro comercial, generalmente el kiosco es proporcionado por el centro comercial como parte de su renta. Vamos con un producto deseable y puedes hacer un nuevo negocio a tu manera.

Investiga cuidadosamente y selecciona los productos que deseas vender. Lo ideal es elegir productos que no están ya vendiéndose en las tiendas dentro del centro comercial o que sean difíciles de encontrar en otros lugares. Explora los proveedores del producto y analiza los márgenes de costos, fijación de precios y los beneficios.

Haz una proyección financiera y un análisis del equilibrio. Determina lo que cómodamente crees que puedes generar en las ventas totales. No olvides que tú tendrás que conectar el costo de los productos vendidos, el pago del alquiler al centro comercial, los salarios a los asistentes del kiosco, impuestos y seguros.

Desarrolla un plan de negocios. Responde a las preguntas, "¿Por qué vender tus productos en el centro comercial propuesto y quién es tu cliente objetivo?" Haz un esquema de tu propuesta única de venta, teniendo en cuenta que se presentará este plan de negocios para el oficial de arrendamiento del centro comercial.

Acércate al oficial de arrendamiento en el centro comercial, o ponte en contacto con varios agentes de centros comerciales. Busca centros con los recuentos más altos de tráfico de sus clientes específicos. Presenta tu plan de negocio y proporciona muestras reales de los productos que se venden en el kiosco. Tu objetivo es convencer al oficial de arrendmiento que tu operación del kiosco sería una adición positiva al centro comercial.

Si el centro comercial aprueba tu negocio, negocia y firma el contrato de arrendamiento. Como operador del pequeño kiosco, puede que tengas poca fuerza de negociación, pero trata de obtener la mejor oferta en alquiler y negocia una fecha fija para la apertura de tu negocio. Asegúrate de que el desarrollador del centro comercial proveerá el kiosco. Es probable que se espere que pagues el alquiler del primer mes, más un depósito de seguridad.

Obten una licencia comercial, o autorización local para hacer negocios, y el permiso de revendedor para el pago del impuesto sobre las ventas. Compra un seguro obligatorio, y establece limaduras de nómina y completa incluyendo número de identificación fiscal del empleador, para la retención requerida y los impuestos.

Haz inventario del pedido de los productos para abastecer tu kiosco. Tendrás que pagar los costos del producto por adelantado a menos que puedas obtener crédito de tus proveedores.

Buca personal para tu kiosco. Instala la caja registradora. Abre para negocios y empieza a vender.

Consejos

  • Es posible que desees incorporar o convertirte en una sociedad de responsabilidad limitada, o LLC. Discute las opciones con tu contador. Firma el contrato de alquiler a nombre de la entidad corporativa, si optas por incorporarla.
  • Determina el tipo exacto de seguro necesario, en base a los requisitos de arrendamiento y cualquier otra responsabilidad que pudiera existir.
  • Abre una cuenta bancaria exclusiva para tu negocio.

Advertencia

  • Controla tus ventas, gastos e ingresos para determinar si tienes un negocio rentable. Puedes negociar una opción de cancelación en el contrato de arrendamiento si las ganancias de las ventas están por debajo de cierto nivel.

Créditos de las fotos

  • NA/Photos.com/Getty Images