Cómo administrar las finanzas corporativas

Escrito por Victoria Duff | Traducido por Enrique Pereira Vivas

La gestión de las finanzas corporativas incluye mantener suficientes activos líquidos para cubrir las responsabilidades, manteniendo el dinero extra invertido en las más altas tasas de interés disponibles mientras se limitan los riesgos. Un plan de finanzas corporativas describe cuando es necesario acumular el efectivo para el pago de los gastos estacionales como el re-equipamiento. También identifica cuando la compañía tendrá que pedir prestado para financiar las operaciones diarias y el inventario hasta que las facturas sean pagadas.

Items you will need

  • Saldos diarios de caja
  • Cuentas por pagar diarias
  • Sistema ERP

Revisa los saldos bancarios cada mañana para ver cuáles débitos golpean a tu cuenta durante la noche y qué depósitos son realizados en tu cuenta.

Invierte cualquier dinero en efectivo adicional en acuerdos de recompra, papeles comerciales, aceptaciones bancarias, certificados de depósito, letras del Tesoro y otros instrumentos del mercado monetario con vencimientos menores de un año.

Vacuna tu cartera haciendo coincidir los vencimientos de las inversiones con las fechas en las cuales tendrás que pagar dinero, tales como impuestos a la propiedad, primas de seguros, nóminas, alquileres y cualesquiera otras partidas de costo fácilmente predecibles de tamaño significativo.

Desarrolla un plan de gestión de capital de corto, medio y largo plazo en torno a los registros diarios en efectivo de años anteriores. Si utilizas un sistema de planificación de recursos empresariales, éste generará informes y gráficos para ayudarte en la gestión corporativa eficiente de tu tesorería. El capital siempre debería estar ganando dinero, ya sea a través de inversiones o al pagar por las herramientas para operar tu negocio con éxito.

Controla tus necesidades futuras de financiación de inventarios y nómina y trata de bloquear las altas tasas de antemano si esperas que las tasas de interés disminuyan en el futuro. Un papel comercial para una solución futura a veces puede presentar una oferta excelente si puedes predecir con exactitud tu flujo de caja.

Consejo

  • Las necesidades grandes de financiamiento que se alcanzarán a través de la emisión de bonos, colocaciones privadas de capital o deuda, o préstamos bancarios tomarán al menos seis meses de preparación antes de que recibas el dinero, incluso si tu empresa se ​​financia con regularidad en la forma particular. Si tu empresa es nueva para las actividades de financiación de gran tamaño, puede tomar hasta dos años para el administrador de fondos para llevar a cabo las auditorías necesarias y la debida diligencia antes de la estructuración y la venta de los bonos o para cerrar el préstamo.

Advertencia

  • Haz un uso extensivo de los servicios de desarrollo de crédito corporativos de proveedores como Dun & Bradstreet. El mantenimiento de una buena y transparente información corporativa de crédito es vital para poder financiar tu empresa con los menores costos posibles siempre que necesites el dinero.

Créditos de las fotos

  • Jupiterimages/Comstock/Getty Images