Cómo abrir una pequeña tienda de mascotas

Escrito por Laura Wallace Henderson | Traducido por Patricia A. Palma

La apertura de una pequeña tienda de mascotas te puede proporcionar una oportunidad para trabajar con animales y ser tu propio jefe. Aunque esto puede parecer un pasatiempo divertido, poseer y operar una tienda de mascotas requiere de mucho esfuerzo y una planificación cuidadosa. Como todos los nuevos negocios, el éxito de tu tienda de mascotas dependerá de la creación de un ambiente positivo y satisfacer las necesidades de tus clientes. Para vender animales de compañía y alimentos para mascotas se requiere cumplir con las regulaciones, seguir ciertas normas y procedimientos necesarios.

Desarrolla un plan de negocios que incluya tu finalidad y objetivo, esbozando los pasos necesarios para lograr el resultado deseado. Un buen plan de negocios incluye una investigación de mercado para determinar tu clientela y las utilidades que esperas obtener. Incluye las posibles fuentes de mascotas y alimentos para animales, así como los precios que piensas cobrar por los artículos más costosos. Imprime tu plan de negocios para presentarlo a un prestamista en la búsqueda de un préstamo.

Selecciona un lugar adecuado para tu tienda de mascotas. Elige un área que permita un fácil acceso y una buena exposición a las personas que tengan mascotas, como un centro comercial o una zona cercana a un parque para perros.

Registra tu negocio. Después de seleccionar un nombre para tu tienda de mascotas, habla con un abogado acerca de la instalación de la estructura empresarial. Esta determinará cómo debes registrarte en los distintos niveles del gobierno, así como lo requisitos que tendrás que cumplir, como ofrecer opciones financieras y realizar reuniones de negocios. Contrata un abogado para asegurarte de que tu tienda de mascotas cumpla con todos los requisitos legales.

Obtén los documentos legales requeridos. Contacta al departamento de ingresos para obtener un número de identificación fiscal. Utiliza este número para reportar tus ingresos y pagar los impuestos. Averigua en tu ciudad o gobierno municipal qué tipo de licencia necesitas para vender animales vivos. Muchos gobiernos locales restringen el número de animales, por lo que es necesario obtener un permiso especial o licencia para venderlos.

Contrata un contador. A menos que tengas un conocimiento avanzado de contabilidad y disfrutes de este aspecto de la gestión de una empresa, elige un contador para que lleve el balance de tus libros y te ayude a pagar los impuestos.

Consigue el equipo que necesitas para albergar y cuidar a las mascotas que deseas vender. Compra jaulas y acuarios lo suficientemente grandes como para dar cabida a los animales. Instala la tienda, incluyendo áreas de alimentos y bebidas, antes de llevar los animales de compañía al lugar. Compra las mascotas a un distribuidor o criador de confianza, comprobando las credenciales de salud de cada animal que obtengas.

Contrata empleados que te ayuden a manejar tu pequeño negocio. Incluso los propietarios de pequeñas tiendas de mascotas a menudo necesitan ayuda adicional para vender y cuidar a los animales. Elige empleados de confianza, a los que les guste trabajar con la gente y los animales.

Créditos de las fotos