Cómo abrir un hogar colectivo

Escrito por Benjamin Aries | Traducido por María Florencia Lavorato
Los hogares colectivos permiten a los ciudadanos mayores vivir juntos en viviendas semi-independientes.

Los hogares colectivos permiten a los ciudadanos mayores vivir juntos en viviendas semi-independientes.

Se espera que las personas mayores compongan el 20 por ciento de la población estadounidense total para el 2030, según la revista Forbes. El elevado número de personas que envejecen en el país significa que muchas oportunidades de negocio están disponibles para personas que sirven a este grupo demográfico. Un hogar colectivo, también llamado un hogar para personas mayores, es un negocio que permite a las personas mayores vivir juntas bajo la supervisión de los cuidadores.

Crear una entidad empresarial legal para el hogar colectivo. Selecciona un propietario único, sociedad, sociedad de responsabilidad limitada, sociedad anónima o una estructura legal para el nuevo negocio. El tipo de propietario único y las asociaciones son fáciles de configurar, pero no ofrecen fuertes protecciones legales. Según la revista Forbes, la mejor estructura para una instalación de vida asistida o un hogar colectivo es la sociedad de responsabilidad limitada. Ponte en contacto con el secretario local del Departamento de Estado para obtener los formularios legales necesarios.

Escribe un plan de negocios detallado para el negocio principal del grupo. Proporciona detalles sobre los gastos proyectados y fuentes de ingresos para la compañía. Según la revista Forbes, las comunidades de vida independiente deben planear un ingreso anual promedio de US$26.333 por cada residente y un margen de beneficio de alrededor del 30 por ciento. Incluye metas anuales de ocupación en el plan de negocios. Los hogares colectivos que han estado en el negocio durante dos años a menudo requieren que las tasas de ocupación sean mayores del 90 por ciento con el fin de ser rentables, según el presidente del Centro Nacional de Inversiones para la Vivienda de Mayores e Industria del Cuidado. Consulta con un abogado y un contador para asegurarte de que no se hayan pasado por alto requisitos legales o financieros en el plan de negocios.

Obtén un número de identificación fiscal federal, que también se conoce como un número de identificación patronal (EIN, por sus siglas en inglés). Solicita este número en la página web del Servicio de Impuestos Internos, o en una oficina cercana del IRS. El EIN permite a un hogar colectivo contratar empleados y pagar los impuestos de la empresa como una entidad comercial.

Solicita un permiso para operar un hogar colectivo. Cada estado tiene diferentes requisitos para el proceso de solicitud de permiso. Proporciona la documentación que muestre la necesidad de una comunidad para la ubicación del grupo nuevo hogar, si es requerido por el estado. Sigue las normas locales de zonificación cuidadosamente durante la construcción o renovación de un hogar de grupo nuevo. Determina qué permisos son necesarios poniéndote en contacto con el Departamento de Servicios Humanos o agencia similar.

Busca una fuente de financiación para el negocio. Los hogares colectivos para las personas mayores a menudo requieren grandes cantidades de dinero para la puesta en marcha. Los gastos promedio de los hogares grupales oscilan alrededor de los US$130.000 o más por cada habitación de la instalación, de acuerdo con "Estrategias de vivienda asistida para la evolución de los mercados" del autor Jim Moore. Ponte en contacto con los miembros de la familia, los amigos, y los bancos comerciales para determinar qué opciones de financiamiento hay disponibles. Utiliza el plan de negocios para mostrar a los inversionistas potenciales los ingresos, los gastos, y los detalles de crecimiento del hogar colectivo.

Selecciona un lugar adecuado para el hogar. Ponte en contacto con arquitectos, interioristas y constructores con experiencia en grandes proyectos de hogares colectivos. Considera la posibilidad de recurrir a organismos nacionales de construcción de vivienda asistida, tales como Turner Construction o Construcción Weitz. Consulta a un diseñador de cocinas para asegurarte de que las instalaciones de servicio de alimentos sean las adecuados para la estimación del número de residentes del hogar. Asegúrate de seguir todas las directrices de Estadounidenses con Discapacidades (ADA, por sus siglas en inglés) durante la planificación y construcción de la vivienda, con el fin de acomodar a los residentes con discapacidades físicas.

Elige proveedores para los muchos bienes y suministros que se necesitan en un hogar colectivo. Compra equipo de lavandería de potencia industrial y electrodomésticos de cocina para servir a las necesidades actuales de los residentes. Localiza grandes distribuidores de alimentos que sean capaces de satisfacer la gran demanda de tres comidas al día para cada miembro del hogar. Considera la posibilidad de asociarte con una farmacia local para ofrecer recargas de medicamentos recetados para los residentes.

Determinar qué puestos son necesarios y contrata dichos empleados. Asegúrate de que haya suficientes cuidadores, personal de limpieza, especialistas en comida, y coordinadores de admisión para atender las necesidades previstas de los residentes. Estate preparado para la alta rotación de personal en esta industria, que suele ser en torno al 85 por ciento, según el director de Benchmark Assisted Living Senior. Implementa programas de beneficios y retención para mantener a los miembros calificados del personal.

Planifica servicios de valor agregado y servicios para los residentes y visitantes del grupo habitual. Organiza eventos, excursiones y transporte para los miembros. Considera la posibilidad de ofrecer programas para los niños y las familias, así como actividades sociales para los residentes. Encuentra maneras de establecer el hogar de grupo, aparte de otros recursos que compitan como una manera de aumentar la ventaja competitiva y mantener tasas de ocupación altas.

Comienza promocionando el hogar para las personas que requieran este servicio. Proporciona tours de la nueva instalación y comienza a ubicar a los residentes en el hogar. Sigue todas las regulaciones estatales y locales y normas de zonificación para asegurarte de que el hogar colectivo sigue siendo seguro y exitoso.

Créditos de las fotos

  • Jupiterimages/Photos.com/Getty Images