5 preguntas para entrevistar postulantes de la recepción de un hotel

Escrito por Alan Li | Traducido por Florencia Kushidonchi

Las empresas entrevistan candidatos para obtener perfiles que les permitan elegir al postulante que más se adapte para cubrir el cargo disponible. Aunque los entrevistadores deben diseñar sus preguntas de modo que se adapten al empleo específico en cuestión, existen ciertos detalles que deben tenerse en cuenta para todos los perfiles de candidatos: sus intenciones del mismo al postularse, sus cualificaciones y aptitudes para la función, y sus fortalezas y debilidades como empleado. Entrevistar candidatos para la recepción de un hotel no modifica la importancia de estas preguntas.

Las intenciones del candidato

Una de las preguntas más importantes que puede realizar el entrevistador tiene que ver con las intenciones del postulante al asistir a la entrevista: ¿Por qué desea ocupar la posición y que lo llevó a tomar esa decisión? Dichas preguntas pueden revelar detalles sobre el entusiasmo del postulante en cuanto al empleo, sobre su rendimiento en otras posiciones y sobre las cualidades personales que contribuyen con su perfil general. Para entrevistar a postulantes para la recepción de un hotel, la revelación sobre su entusiasmo probablemente sea lo más importante, ya que los recepcionistas de hoteles necesitan ese entusiasmo para mantener una amabilidad constante al interactuar con los clientes.

Cualificaciones del candidato

Dado que sería inútil y perjudicial contratar a un candidato que no pueda realizar las tareas requeridas por la posición, otra línea importante de cuestionamiento gira en torno a las cualificaciones del postulante. Es probable que éstas incluyan la formación y la experiencia laboral trabajando en áreas similares o al menos relacionadas. La experiencia trabajando como recepcionista, o al menos en el sector de servicios, probablemente sea más importante que la formación del postulante.

Aptitud del candidato

Averiguar sobre la aptitud del postulante es otra pregunta importante. La aptitud puede definirse como la capacidad del candidato de adaptarse a la empresa y al cargo que desea ocupar. Los factores considerados incluyen si el postulante puede cooperar con compañeros de trabajo, coordinar proyectos con ellos y proyectar una imagen y conducta que sea consistente con la imagen que desea la empresa.

Fortalezas del candidato

Una vez que estén establecidas las aptitudes del postulante, el entrevistador debe preguntar sobre las cualidades que lo distinguen de otros. En particular, ¿cuáles son sus fortalezas como empleado? Las cualidades que enumere el candidato son relevantes sólo si contribuyen con su hipotético rendimiento en la posición. Por ejemplo, el plurilingüismo es potencialmente útil para un recepcionista de un hotel, especialmente en las grandes ciudades, pero la habilidad de utilizar programas de computadora es mucho menos útil.

Debilidades del candidato

Para completar la evaluación de las cualidades distintivas del candidato, el entrevistador debe preguntar sobre sus debilidades. Esta línea de cuestionamiento es útil para descubrir las cualidades personales del candidato y su capacidad de autoevaluación. Una autoevaluación honesta proporciona una percepción directa, mientras que los intentos de ocultar las fallas o eludir la pregunta son igualmente indicativos de dicho postulante.

Créditos de las fotos

  • Photos.com/Photos.com/Getty Images