Cheques de pago bisemanales versus bimensuales

Escrito por Louise Balle | Traducido por Mariano Abrach

Es común cometer el error simple de confundir el pago bisemanal con un cronograma bimensual. Algunas personas érroneamente usan los dos términos indistintamente, pero son diferentes. Ya sea que estés mirando a la situación desde la perspectiva del empleador o del empleado, ambos métodos de pago tienen sus beneficios y sus desventajas.

Pago quincenal

Con un cronograma de pago bisemanal, los trabajadores reciben un cheque cada dos semanas. La empresa elije un día fijo, como ser jueves o viernes, y emite los pagos cada dos semanas en ese día. Con un cronograma de pago bisemanal, los empleados reciben el equivalente a 26 cheques de pago durante un año calendario (52 semanas divididas por dos). Con un cronograma de pago bisemanal, dos meses del año se producen tres cheques de pago.

Pago bimestral

Cuando una empresa implementa un cronograma de pago bimensual (también llamado semi mensual), el día de pago cae en los mismos dos días de cada mes. Por ejemplo, algunas empresas pagan a todo el personal en el primero y el 15 de cada mes, o en el 15 y el 30 de cada mes; por lo tanto, los empleados reciben un total de 24 días de pago durante el año (2 por mes, por 12 meses).

Ponderando ambas opciones

Algunas empresas preferien un cronograma de pago bimensual o bisemanal para minimiar el número de cheques de pago que necesitan ser procesados cada año. El pago bimensual a menudo se prefiere por encima del bisemanal por cuestiones de contabilidad, porque la empresa no tiene que lidiar con esos meses de tres días de pago. Por otra parte, algunos trabajadores prefieren un cronograma pago semanal o bisemanal para evitar lidiar con una semana sin pago. Sin embargo, a algunos trabajadores les gusta la idea de recibir dos días de pago adicionales por año, como es en el caso ed un cronograma de pago bisemanal. Los pagos bimensuales a veces causan problemas a los trabajadores porque las fechas pueden caer en fines de semana o feriados.

Pagar las cuentas

Cobrando bimensualmente a veces es preferible a un pago bisemanal. Por ejemplo, cuando se trata de pagar las cuentas, es útil por razones de presupuesto saber tu día de pago exacto cada mes (como ser el primero y el 15). Muchas cuentas vencen en el primero o hacia la mitad de mes. Cuando recibes el pago en un cronograma bisemanal, los días de pago varían de mes a mes.

Créditos de las fotos

  • Hemera Technologies/AbleStock.com/Getty Images